×

Síguenos en

Dr. Alfredo Martínez Moreno, un ciudadano ejemplo para todos

Para una nación contar con personas que destacan en muchos campos y que además se distinguen por su esfuerzo, tenacidad en el estudio, nobleza de miras y sus aportes al conocimiento y la orientación de un país, es un privilegio.

Mar 04, 2018- 16:45

Alfredo Martínez Moreno, salvadoreño que es orgullo para sus compatriotas, tan admirado como querido y respetado, fue a votar a sus noventa y cuatro años y pese a su delicada salud.

Muchas otras personas también muy mayores y con problemas para llegar a los centros de votación hicieron lo mismo, como en su momento dio el ejemplo doña Mercedes de Altamirano, que a sus 100 años también fue a votar por diputados y alcaldes el 12 de marzo de 2006.

El doctor Martínez Moreno ha destacado con excelencia en muchos campos intelectuales y profesionales, donde aportó sabiduría, conocimiento, sano y noble criterio y acendrado patriotismo, un recorrido ejemplar en la vida de El Salvador. Y esas virtudes las ha demostrado como hombre público, maestro de generaciones, esposo y padre.

El doctor Martínez Moreno es un renombrado jurista (el superior y final nivel al que puede aspirar un abogado. El jurista es, para nosotros, el que parte de los hechos y los examina a la luz de la letra de las leyes, para ir tras lo plasmado en la jurisprudencia de un país a lo que fue la intención del legislador al crearla y de allí analizar si esas leyes encajan con los derechos y libertades de la persona que son superiores y anteriores a toda legislatura y todo poder temporal, como se plasma en la Declaración de la Independencia de Estados Unidos y está implícito en la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de la Revolución Francesa y el Código de Hammurabi escrito hace cuatro mil años).

No quedan justicias por inventarse…

En tal sentido don Alfredo, como muchos de nosotros, defendemos la civilización y el Orden de Derecho como los caminantes que cruzan selvas y tienen que proteger y rechazar los intentos de hienas y otros depredadores por impedir su marcha.

Martínez Moreno es un profundo pensador, estudioso en múltiples campos entre los cuales es del caso mencionar los siguientes:

Fue Presidente de la Corte Suprema de Justicia y Canciller de la República, cargo en el que demostró excepcionales dotes como diplomático en momentos difíciles. En tal función participó en las formulación de ideas que luego condujeron a la legislación internacional sobre derecho del mar vigente; ha lidereado la Academia Salvadoreña de la Lengua, filial de la Real Academia de la Lengua Española, durante más de treinta y cinco años, periodo en el cual varios vocablos y voces que son parte del hablar en esta tierra se incorporaron al acervo universal de una de las lenguas más habladas, hermosas y ricas de nuestra civilización occidental. Y ese conocimiento se comparte en las muchas obras escritas por el doctor Martínez Moreno, desde monografías sobre juristas como su estudio del pensamiento del padre Vitoria. Entre sus más recientes obras está Figuras Universales.

Lo esperamos para votar
en las próximas elecciones

Para una nación contar con personas que destacan en muchos campos y que además se distinguen por su esfuerzo, tenacidad en el estudio, nobleza de miras y sus aportes al conocimiento y la orientación de un país, es un privilegio, pues señala dónde debemos ir y cómo cuidar lo que recibimos de quienes nos antecedieron.

Muchos nos hemos enriquecido con el trato de Alfredo Martínez, con sus ideas, con su ejemplo cívico, con su siempre afable disposición. Y por lo mismo tenemos fe en que en las venideras elecciones estará votando al lado de los buenos salvadoreños.