×

Síguenos en

Pongan todos sus gallinas en un lugar seguro

El remedio es el voto sensato, el voto que se ejerce y no se abstiene, el voto a favor de la institucionalidad, el voto contra las amenazas y la prepotencia.

Feb 28, 2018- 21:52

Cualquiera que sea el resultado de las elecciones a las puertas, los salvadoreños deben poner sus gallinas en seguros gallineros, pero no solo gallinas, sino todos sus bienes considerando el apetito de los socialistas del Siglo XXI por lo ajeno.

El mismo Marx, se dice con ironía, proclamaba que iba a librar a las masas de sus cadenas, como de sus gargantillas, sus relojes, sus pulseras hasta prácticamente pelarlas hasta el pellejo, lo que es precisamente lo que están haciendo en nuestro país: exprimen inmisericordemente a los ciudadanos con impuestos para forrarse ellos, además de que se la pasan inventando nuevos tributos y maneras de desvalijar a los pobres salvadoreños que no merecían pasar lo que ahora les ha caído: un grupo voraz que todo lo quisiera para sí, no solo las gallinas sino negocios, viviendas, casas de playa, vehículos, haciendas… sin que los sufrimientos de las pobres personas que dependen de los servicios públicos para curar sus dolencias y educar a sus hijos, además de la limpieza de su entorno y la protección frente a la criminalidad.

Los beduinos tienen una figura a este respecto: se va cargando el camello con todo lo imaginable hasta que una hebra de paja le rompe el espinazo.

Las cargas fiscales, los abusos, el exceso de regulaciones, la burocracia que crece a pasos agigantados, las inesperadas ocurrencias como es lo del examen sicológico para sacar licencia, pueden llegar a romperle el espinazo a El Salvador.

La única forma de revertir la invasión de la marabunta (una voraz especie de hormigas que va devorando todo a su paso y que apareció en Brasil hace muchas décadas ) es una: cada persona debe ir a votar en los venideros comicios, votar con sensatez, votar contra la corrupción. Votar y ocuparse que nuestros familiares y nuestros amigos se unan en el esfuerzo nacional para rescatar El Salvador.

El voto sensato protege a un país de abusos y amenazas

A los socialistas totalitarios la rabia, una rabia contra fantasmas que solo ellos ven, les carcome las entrañas y de allí la furia con que atacan países y sectores. Y viven con la furia, amenazan con furia y con furia insultan a los que se les oponen.

En lo que sobresalen es en arrasar con todo, emulando la frase de Atila: ¡donde pone sus cascos mi caballo no vuelve a crecer la hierba! Como en muchas partes del país no volvió “a crecer la hierba” después de pasar encima los caballos golpistas desde el 79.

La población ya está clara de que el problema de la criminalidad no se resuelve a causa de los pactos con las pandillas de cara a las elecciones, a todas las elecciones. Y de esos pactos, decididos y facilitados desde el tiempo de Funes, es que se ha denunciado constantemente que se dan las fiestas en los penales, sacan cabecillas de cárceles para que vacacionen, meten licor, se hacen del ojo pacho con comunicaciones entre los presos y los no presos.

El remedio es el voto sensato, el voto que se ejerce y no se abstiene, el voto a favor de la institucionalidad, el voto contra las amenazas y la prepotencia. Es el voto de la personas que quieren a su pais y cuidan de sus instituciones.