NEGOCIOS | Bitcoin DEPORTES | Alfa Karina ArruéSUCESOS | Régimen de excepción

"Consuelo", la niña de las ilusiones

Por Carlos Balaguer |

Su padre le puso de nombre “Consuelo” por haber llenado el vacío de un hijo suyo que, tiempo atrás, muriera al nacer. Al crecer la “niña de las ilusiones” se fue por la vida, como tantos, en busca de la felicidad. Ignoraba que -como en los libros infantiles- la felicidad es un cuento que tratamos de volver realidad. Desde pequeña admiró las florecitas silvestres color rosa-tierno que surgen a la vera del sendero y que la gente les llama “ilusiones”. Así empezó a recorrer su destino, encontrándose a cada paso con ellas. Tuvo una perrita pequinés de pelambre rosa, por lo que le dio el nombre de “Ilusión”. Pero como los perros, tristemente, tienen una vida corta (un año humano equivale a siete años perruno) su primera ilusión murió. En lo sucesivo la sustituyó por otras, poniéndo a cada una el mismo nombre. Así tuvo muchas “ilusiones” en su vida. ¡“Consuelo” y sus tantas ilusiones! En el mundo “real” -como en el “imaginario”- mucha gente vive de las mismas ilusiones del camino. El arte de la felicidad es ilusión. Hoy recuerdo -con triste y dulce nostalgia- a la niña que se fue, buscando eternamente el rastro de sus sueños y dulces fantasías. Sus hijos heredarían el mismo andar. Confirmando que el arte de vivir -aunque lo ignoremos- es también ilusión. ¡Arte de los ilusionistas del colorido Circo de la Vida! < “La Felicidad es Cuento”  C. Balaguer-Amazon>

KEYWORDS

Arte Filosofía Opinión Valores

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad