Síndrome del Sastre y otras yerbas

El expresidente Funes, con su ostentosa caravana de vehículos, atropellaba e irrespetaba el Reglamento General de Tránsito y Seguridad Vial sólo para presentarse en los compromisos oficiales con cuatro o cinco horas de retraso.

Sep 07, 2019- 20:10

La típica respuesta del sastre que se dedica a un traje, vestido o reparar remiendos de ropa, es: “He quedado mal con usted, resulta que el encargado se enfermó y tiene varios días de no venir pero venga el viernes de la otra semana y le tendré lo suyo”. Por alguna razón la mayoría de los que se dedican a esta actividad nunca cumplen con la entrega en la fecha señalada. ¿Les importa un bledo el compromiso contraído? ¿Hay más irresponsabilidad que problemas de corte y confección? ¿Desean justificar un cobro adicional? ¿Trabajan a lo que da el tiempo sin planificar?

El Síndrome del Sastre también se observa en múltiples áreas del quehacer cotidiano y es frecuente que el empleado del taller automotriz salga con la cantaleta: “¡Fíjese que le fallamos porque no encontramos el repuesto, lo andan buscando hasta en hueseras!”. Y cuando al fin finaliza la reparación, el empleado explica: “El carro ya está listo, ahora lo andan probando para luego pasarlo a la sección de lavado, venga a recogerlo en unas cuatro horas”.

Un publicista que se comprometió con imprimir un texto digital, darle el formato debido y presentar pruebas para la revisión de estilo, se tardó seis meses en dar señales de vida a pesar de habérsele entregado un anticipo. Son infaltables los operarios que ofrecen y no cumplen, reprograman tres o cuatro veces la visita para reparar cualquier cosa y comúnmente salen con: “No se preocupe que mañana vengo a las 8:00 a.m. con la idea de terminar antes del mediodía”. Por supuesto que no aparece el siguiente día y ni siquiera llama para disculparse.

El Síndrome del Sastre es una de varias facetas de la cultura salvadoreña de la impuntualidad. por lo general, producto de irresponsabilidad, robo del tiempo ajeno, desconsideración al prójimo, escasa importancia a los valores, malos hábitos, despreocupación, pobre autoestima, desprecio por las necesidades de otros, indolencia racial, fatalismo y burocracia heredada. A veces se infiltra el factor económico y es el caso del desprecio por las “galladas” (trabajos menores que reportan poco dinero) que rara vez atienden para esperar por compromisos “más jugosos”.

El retardo de ANDA para responder los llamados de los usuarios se ha vuelto tradicional. He visto fugas de agua importantes que son atendidas treinta días después. Otras empresas proveedoras de servicios, por cierto muy buenas para cobrar, se hacen las sordas cuando se les llama por un problema de mantenimiento. En algunos bancos el cierre de una tarjeta de crédito se vuelve engorroso cuando debería ser una actividad rutinaria. En los accidentes de tránsito llegan con mayor rapidez las aseguradoras que la policía, y si hay muertos, el forense llega ocho horas después.

El expresidente Funes, con su ostentosa caravana de vehículos, atropellaba e irrespetaba el Reglamento General de Tránsito y Seguridad Vial sólo para presentarse en los compromisos oficiales con cuatro o cinco horas de retraso. He visto personas supuestamente educadas que asisten a una cena con más de una hora de retraso y aparentemente les tiene sin cuidado que el evento esté finalizando. El fenómeno se observa también en ocasión de conciertos, presentación de obras de teatro, etc. Es de notar que algunos acuden con tanta tardanza que más les valdría no llegar.

En los escenarios deportivos salvadoreños los juegos jamás se inician en la hora programada y lo mismo sucede con la televisión. Se anuncia, por ejemplo, una actividad deportiva para las 4:00 p.m. no obstante, al sintonizar el canal en la hora apuntada, uno se encuentra con un documental que nada tiene que ver con lo anunciado.

Médico

Te recomendamos

Movistar Vive una experiencia llena de elegancia y tecnología
Noticias Yolanda Andrade “reveló” que se casó con Verónica Castro y ésta fue la contundente respuesta de la legendaria actriz
Noticias ¿Es lo mismo hacer el amor y tener sexo? Un psicólogo aporta al debate
Noticias Se destapa “el secreto” tras el último episodio de El Chavo del 8 en el que aparece Quico

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad