El hilo

He señalado en varias ocasiones que ningún partido está limpio. Todos han negociado con las pandillas y algunos lo siguen haciendo.

Por Carlos Ponce
Criminólogo

Ene 29, 2020- 18:41

Esta semana, la Fiscalía solicitó el desafuero de Norman Quijano por supuestamente negociar el apoyo electoral de las pandillas, lo cual generó reacciones encontradas entre los simpatizantes de los distintos partidos políticos. El evidente sesgo partidario de estas respuestas causó la indignación de la ciudadanía y motivó reclamos a los que se debe de prestar atención.
Usuarios de las redes sociales mostraron su descontento al observar que los seguidores del Ejecutivo aprovecharon el momento para tratar de minimizar la gravedad de lo expuesto por la investigación periodística que puso al descubierto el supuesto uso de documentos falsificados para contratar a un activista del partido en el poder, una persona de confianza del Director General de Centros Penales, Osiris Luna, como jefe del Departamento de Registro y Control Penitenciario. Muchos advirtieron que esta reacción demuestra un sesgo partidario, que es precisamente lo que el actual gobierno prometió dejar atrás.
La ciudadanía también se mostró indignada por la respuesta de los seguidores de ARENA, quienes se concentraron en defender a Quijano y acusar al gobierno de orquestar una persecución política. Usuarios de las redes sociales condenaron esta defensa compulsiva y automática del diputado, ya que denota, a su juicio, una desconexión con los intereses de la sociedad. Explicaron que los videos que muestran a Quijano presuntamente negociando el apoyo político de pandilleros, dejan poco espacio para sustentar las justificaciones de los simpatizantes de ARENA.
La ciudadanía reclamó que, en ambas reacciones, el sesgo partidario se antepone a los intereses de los salvadoreños. No se les escapó lo curioso de que, por lo menos por el momento, Quijano sea el único señalado por la Fiscalía habiendo suficientes indicios para involucrar a otros políticos y funcionarios. Usuarios de las redes sociales pidieron enérgicamente que se investigue, enjuicie y castigue a TODOS los que han sido señalados en procesos judiciales o en investigaciones periodísticas por supuestamente haber negociado con cabecillas pandilleros.
Muchos pidieron que se acusara, por ejemplo, a Ernesto Muyshondt, actual alcalde de San Salvador, quien aparece en varios videos presuntamente negociando con pandilleros y hasta entregándoles fajos de dinero. Pidieron lo mismo para Mario Durán y Carlos Marroquín, actuales funcionarios de seguridad, quienes fueron identificados en una investigación por supuestamente negociar con pandilleros en nombre de Nayib Bukele, cuando este era alcalde también en San Salvador. Exigieron investigaciones, además, en contra de Benito Lara y Arístides Valencia, ambos dirigentes del FMLN y exfuncionarios, de quienes también hay grabaciones. También exigieron investigar a Munguía Payés, exministro de defensa y arquitecto confeso de “la tregua”.
He señalado en varias ocasiones que ningún partido está limpio. Todos han negociado con las pandillas y algunos todavía lo siguen haciendo. Es importante realizar que, independientemente de las razones por las que esta investigación haya empezado, tiene el potencial de convertirse en el hilo que llevará a desenmarañar la red de corrupción y favores que vincula a políticos y criminales. Parece que la mayoría de los salvadoreños ve esto como una oportunidad para reclamar una investigación amplia y profunda.
El Fiscal General actual ha demostrado estar consciente de la importancia del apoyo ciudadano. Así, por lo menos, lo sugiere su estrategia comunicacional y las principales banderas de su administración. Es probable que ya haya advertido de que, si se percibe sesgo o mal manejo en este caso, difícilmente ganará la simpatía de los salvadoreños, pero que, si muestra imparcialidad y pericia, se ganará el apoyo de los que ahora no se lo dan. La forma más fácil de mostrar pericia e imparcialidad es con un abordaje parejo, técnico, transparente, eficiente y efectivo de TODOS los casos en los que existan indicios de una negociación entre cabecillas pandilleros y políticos, funcionarios o exfuncionarios.

Criminólogo.

Te recomendamos
Consulta por teléfono sobre el subsidio de $300 ofrecido por el Gobierno ante emergencia
Marta, la vendedora que no recibió el bono de $300: “Grité por la angustia y decepción de no tener dinero”
Cómo identificar las diferencias entre el coronavirus, la gripe y las alergias
¿Cómo cortarte el cabello durante la cuarentena? Los mejores consejos para lograrlo
VIDEO: Alberto Laresca, el imitador salvadoreño de Selena Quintanilla

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad