ESPECIAL | Mes del orgullo LGBTIQ+ EEUU | Prohibición del abortoNOTICIAS | Testimonios de reosNOTICIAS | Influenza y Covid

En el Día de la Tierra, con menos tierras

Es necesario buscar y poner un candado a estas reservas medioambientales importantes con el apoyo internacional, por medio de convenios ambientales que garanticen su preservación.

Por Carlos Francisco Imendia

El pasado 22 de abril se celebró el Día de la Tierra. Muchos sectores, público, privado, organizaciones ambientales celebraron ese día con charlas, foros, artículos en los periódicos, regalaron arbolitos, postearon bonitos mensajes alusivos al momento en las redes sociales, etc.

Mientras en otro punto del país o de la región se encendían las motosierras, las retroexcavadores y se terminaba sucumbiendo un área verde más para darle paso al desarrollo, reduciendo cada vez más el importante ecosistema. Se concibe el desarrollo como la capacidad de construir más zonas urbanas, proporcionar más vivienda, más obra vertical, y mejorar la calidad de vida de las personas, pero este avance implica reducir los sumideros de carbono, que al final son una sentencia para nosotros mismos en un futuro cercano.

En El Salvador, como en otros países de la región, desconocemos del inventario de tierras cuya función es preservar el medio ambiente, generar oxígeno y biodiversidad, cuánto tenemos a nuestro favor, cuántas nos quedan, cuánto estamos perdiendo anualmente, reservas naturales, tierras agrícolas y tierras para el desarrollo urbano, quizás esa información exista, pero no está a la mano, tal vez con los permisos que extiende el ministerio del Medio Ambiente para construir pudiéramos tener un indicio de cuanto territorio se pierde al año, pero no sería mala idea que las instituciones vinculadas pudieran estructurar un inventario de ello.

Los paradigmas han cambiado, ahora es retroceder en desarrollo, no tomar en cuenta aspectos como: la generación o emisión de gases de Efecto Invernadero, fomentar los sumideros de Carbono, o invertir en Biodiversidad, sino preguntémosle a nuestros vecinos costarricenses como les va al respecto con mantener esos estándares de Biodiversidad y de descarbonización es su país, sin duda lo más pujante y admirable en la región. Simbólicamente en nuestro país, se debió celebrar el Día de la Tierra en ese inmenso pulmón del Parque Bicentenario, finca El Espino, y reafirmar el compromiso de su protección por parte de los garantes de su conservación, los municipios de San Salvador y Antiguo Cuscatlán, así como el Ministerio del Medio Ambiente, y las organizaciones que en un momento lucharon por crear este formidable sitio para la biodiversidad y le generación de oxígeno en nuestra capital.

Siempre hay amenaza, siempre hay visión equívoca del desarrollo, hay inestabilidad para preservar estas áreas protegidas, una ley, una normativa, una alteración puede significar perder una parte de ese pulmón, menos capacidad de absorber CO2 en nuestra ciudad. Por eso es necesario buscar y poner un candado a estas reservas medioambientales importantes con el apoyo internacional, por medio de convenios ambientales que garanticen su preservación, entrar a los mercados internacionales de biodiversidad y compensación. No perdamos más áreas verdes, entendamos que sus consecuencias son catastróficas, nos colocamos al borde del precipicio ante el cambio climático, el planeta ya perdió 77 millones de hectáreas de bosques tropicales hasta la fecha, en Centroamérica aún hay esperanza, protejámonos de la debacle.

Publicista y ambientalista/Chmendia

KEYWORDS

Ley De Medio Ambiente Medio Ambiente Opinión Planeta Tierra Reservas Naturales

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad