Regreso del estibador en las mareas

Ene 13, 2020- 18:55

Azores era un estibador que vino del mar. Como vienen los vientos, los barcos, las leyendas. Transportaba emigrantes. “Nadie va a sospechar de un estibador”, dijo la vieja agorera a Magila. El joven viajero se iba a trabajar de tiempo en tiempo al mar en un buque carguero. Sus viajes eran duraderos. Como todos los sueños. Eternos, sobrehumanos. “Ese extranjero que vino de lejanos mares volverá por ti —dijo Sibila a su encantadora hija—. Tiene la mirada de los animales del mar que dirigen su ruta en las estrellas. Trabaja con traficantes de emigrantes. Sácale la información. Tú eres una joven hermosa y persuasiva. Se enamorará de ti, como todo ser del mar. Cuéntale tus ansias y él te contará las suyas. Dile que le esperas cada vez parte en pleamar. Puedes sacar de su corazón su enterrada verdad y los deseos más profundos. Aunque los mismos tarden en cumplirse”.
“No sé qué decirle, Sibila. Sólo sé historias soñadas, porque tu magia no me hizo despertar. Marinos como él quieren oír mujeres, no peces”.
“Recuerda mi bella del mar que tú naciste durante un viaje —repuso la vidente—. Mi niña del viento, eres igual a él. Entenderá tus historias y misterios. Con tu encanto puedes abrir su corazón de adioses y distancias. Si delatas al oceánida extranjero tendremos dinero para sobrevivir el tiempo seco.” Pero el único secreto que Magila quería de Azores era el de su interior enigma de amor. (X) (Pinturas Balaguer: <palabrasbalaguer.facebook>)

Tags Opinión |

Te recomendamos

Movistar “Quiero que sepan la verdad de mí”: el príncipe Harry rompe el silencio y explica su salida de la Familia Real británica
Movistar Así era la vida en los antiguos colegios internados de El Salvador
Movistar Esta es la casa que Meghan Markle eligió para vivir con Harry y su hijo en Canadá

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad