La revolución #SOSCuba

Tomará más o menos tiempo (es un concepto que se ha estirado hasta la infinitud en el caso de Cuba) liberarse de una vez del engendro castrista. Entretanto, los jóvenes tejen su propia revolución en las redes sociales

Por Gina Montaner
Periodista

Jul 18, 2021- 16:00

Es posible que por ahora la dictadura castrista continúe atornillada al poder. Al fin y al cabo su principal arma, que es la represión sistemática de la población, está bien engrasada tras más de seis décadas de ejercerla con violencia. Pero a esta revolución que nació torcida se le ha colado un levantamiento que tiene alas.
Se trata del auge de las redes sociales y el poder de Internet. Lo irónico es que las nuevas generaciones que han crecido en cautiverio son las protagonistas de este avance imparable. Por mucho que las tropas especiales salgan a propinar palos y se provoquen “apagones” informáticos para silenciar a la oposición, el gobierno ya no tiene la capacidad de bloquear indefinidamente estas ventanas al mundo.
No obstante, temerosos por la ira popular que estalló el pasado 11 de julio, no han perdido tiempo en bloquear los canales en las redes donde surgen las consignas y convocatorias de resistencia pacífica. No deja de ser sintomático que el gobernante Miguel Díaz-Canel culpara en televisión nacional al peso que tienen “influencers” y YouTubers en la organización de lo que ellos tachan de “mercenarios”. Un régimen que siempre ha tratado con desdén a la oposición ahora no le queda más remedio que aceptar la realidad. Los jóvenes activistas cubanos navegan por Internet como anguilas que se escabullen de la vigilancia constante.
Cuando en el ya histórico domingo 11 de julio se sucedieron las manifestaciones clamando por libertad y en contra de una cúpula que condena al pueblo al hambre y condiciones deplorables en plena propagación del coronavirus, la etiqueta #SOSCuba había provocado una verdadera conmoción en Twitter, Instagram y Facebook.
En realidad, el nervio de las revueltas se venía gestando meses antes con el activismo de los artistas que dentro y fuera de Cuba se han valido de su tirón en las redes sociales para concientizar a los jóvenes. El Movimiento San Isidro, liderado por el artista plástico Luis Manuel Otero Alcántara, había allanado el terreno de la insurrección virtual que tarde o temprano se materializaría en el clamor de la multitud en las calles. Y junto a las provocadoras performances de Otero Alcántara por medio del arte, en el ámbito musical Yotuel Romero, ex integrante del grupo de Orishas, Descemer Bueno, Maykel Osorbo y Gente de Zona pusieron música y letra a un mensaje, el de Patria y Vida, que se ha convertido en el himno que le da la réplica al Patria o Muerte de un régimen que enarbola estar muertos en vida.
En estos momentos proliferan influencers en la isla que día y noche desafían las mentiras que Díaz-Canel y sus hombres (bajo la atenta supervisión de Raúl Castro y los viejos comandantes que quedan vivos) repiten como cansinos papagayos con el fin de sostener un fracasado modelo político. Para eso fueron colocados en el relevo generacional del organigrama castrista y cumplen al dedillo su misión de defender el continuismo a cualquier precio.
Pero al mismo tiempo (al final se impone el instinto de supervivencia) son conscientes de que la mecha del hartazgo entre la población es cada vez más corta. Los sucesos inéditos de los últimos días son la prueba de que un paso en falso puede hacer tambalear la dictadura. De ahí que la plana mayor haya vuelto a comparecer en televisión para anunciar que los viajeros provenientes del exterior pueden llevar víveres, medicinas y otros artículos básicos sin pago de aranceles. Es el patético mensaje de un estado parasitario que depende de la caridad ajena para que el pueblo no muera de hambre. No nos llamemos a engaño. Cualquier medida de flexibilización obedece exclusivamente a la necesidad de los jerifaltes de salvar sus pescuezos.
Tomará más o menos tiempo (es un concepto que se ha estirado hasta la infinitud en el caso de Cuba) liberarse de una vez del engendro castrista. Entretanto, los jóvenes tejen su propia revolución en las redes sociales. #SOSCuba [©FIRMAS PRESS]

Periodista y escritora/

Twitter: ginamontaner

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 1 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones