POLÍTICA: Ley de Agentes ExtranjerosCovid-19: Variante ómicron NEGOCIOS: Bitcoin en El Salvador SUCESOS: Casos de desaparecidos

Tan sencillo como contraer un catarro, así será contraer el coronavirus

después de varios meses de lucha contra el virus, la OMS (Organización Mundial de la Salud) ha declarado al virus como una infección endémica, dándonos a entender que será parte de nuestro día a día (como el catarro común, el VIH, varicela y otras). Estamos ante a una selección natural, como bien mencionaban nuestros antepasados Darwin y Wallace: tristemente, quien no se adapte, morirá. Los más fuertes sobrevivirán, perderemos amigos, familiares y tendremos que afrontar la situación.

Por Ricardo Lara
Médico

El mundo sigue sin saber qué hacer. Particularmente en nuestro país la pandemia ha causado tanta mortalidad y pareciera que la sociedad no toma conciencia de la gravedad.
Si nos remontamos a octubre del 2020, no teníamos este altísimo número de fallecidos, y ahora, a pesar de que muchísimos han recibido la primera dosis o aún las dos dosis, somos testigos de una altísima tasa de mortalidad. Me llamó la atención la noticia que dice: “OMS DECLARA #COVID_19 INFECCIÓN ENDÉMICA”.
Hoy, después de varios meses de lucha contra el virus, la OMS (Organización Mundial de la Salud) ha declarado al virus como una infección endémica, dándonos a entender que será parte de nuestro día a día (como el catarro común, el VIH, varicela y otras). Estamos ante a una selección natural, como bien mencionaban nuestros antepasados Darwin y Wallace: tristemente, quien no se adapte, morirá. Los más fuertes sobrevivirán, perderemos amigos, familiares y tendremos que afrontar la situación.
Esto es más grave de lo que imaginamos, y por ser considerada una enfermedad endémica, #COVID_19 y sus diferentes cepas vinieron para quedarse y podemos leer en ese comunicado que no se mencionan las vacunas si no que se hace hincapié en una mejor calidad de vida, a una sana alimentación, a mantener nuestro sistema inmunológico fuerte.
Lamentablemente no podemos comparar a un país como Suecia con El Salvador,donde aún después de casi 18 meses no hemos entendido la gravísima realidad que atravesamos ni con las escalofriantes imágenes de carros fúnebres en las afueras del hospital El Salvador. Prueba tristísima fue lo que sucedió en el estadio Cuscatlán, donde pudimos apreciar a cientos de aficionados sin ninguna medida de bioseguridad.
Solo el personal de salud sabe lo dramático de la enfermedad y cómo quisiera de creer que “nada puede pasar”. Ha quedado claro que así como un catarro común que en cualquier época del año se contrae, así será adquirir el virus, solo que hay una gran diferencia: el catarro común no mata y el #COVID_19 sí.
No podemos esperar que sea un estado el que nos garantice la salud cuando las medidas de protección dependen únicamente de nosotros. Tristemente parece que no aprendemos y decide con el virus jugar a la ruleta rusa y algo queda claro: que llevamos todas las de perder.
Quisiera que por un momento nuestra actitud sea de responsabilidad de entender que el virus aún es letal y que nuestra irresponsabilidad nos convierte en cómplices del virus, pues podemos ser portadores o que nuestro caso clínico haya sido asintomático, pero somos portadores del virus y eso nos hace capaces de contagiar a tanta gente tengamos enfrente.
Los hospitales sucumben, no hay espacios ni siquiera en las morgues y ante tan dura realidad somos todos responsables de evitar contraer el virus, y si poco nos importa nuestra salud, seamos responsables con el otro. El otro no tiene la culpa de nuestra indiferencia y falta de responsabilidad.
El virus cambió al mundo pero parece que la población no lo dimensiona. Todas las medidas de bio seguridad se han relajado. Quizá atenidos a que ya las vacunas están disponibles creemos estar totalmente a salvo cuando la realidad dice otra cosa: aun personas con las dos dosis han sucumbido y en ciertos casos clínicos se menciona que, a pesar de la tercera dosis, los pacientes llegan gravísimos a los diferentes centros asistenciales.
No estamos ante un juego, no debemos creer que la peor parte de esta triste historia ya pasó, no. Hace un año no teníamos la mortalidad que hoy en día hay, y podemos pensar que dentro de un año, si todos ponemos de nuestra parte pueda ser que el número de enfermos sea menos o estemos ante una tragedia de proporciones mayores. Todo depende de nosotros. Seamos tan responsables como podamos, sino lo hacemos por nosotros, pensemos en nuestro prójimo y nunca olvidemos en Salud Pública #COVID_19 prioridad pero no exclusividad ya que cáncer, infartos, diabetes, insuficiencia renal y muchas enfermedades mas también todos los días matan.

Médico.

KEYWORDS

Cifras De COVID-19 Coronavirus COVID-19 Fallecidos Por COVID-19 Opinión Prevención De Covid-19 Variantes De COVID-19

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad