SUCESOS: Casos de desaparecidosPolítica: Presupuesto 2022 SALUD: Covid en El Salvador ACTOR: Alec Baldwin

El arte de despertar el alma, los sentidos y la razón

Por Carlos Balaguer |

Los orígenes del arte se remontan a edades lejanas de la Humanidad. Allá cuando el hombre de la prehistoria dejó en la piedra figuras que representaban sus creencias, la naturaleza y su propia existencia, plasmando en las cuevas la huella de sus manos o imágenes rupestres de animales o cuerpos celestes. El arte, pues, es la memoria del pasado, testimonio del presente y legado del futuro. También es denuncia, recreación y despertar del alma, los sentidos y la razón. La fuente primordial del arte es la Creación misma -ya natural, cósmica, espiritual o divina. Si el artista pinta la belleza, está plasmando en el lienzo la belleza de lo creado: un paisaje, un rosal, un hermoso corcel, una mujer hermosa o los sentimientos y visiones de su mundo interior. Los orígenes del arte -como expresión humana- tienen diversas fuentes de inspiración y disciplinas como lo son la pintura, la música, la escultura, el teatro, el verso… Sus orígenes se remontan a la prehistoria: Paleolítico, Mesolítico, Neolítico, Edad de piedra, del Bronce y del Mármol. Es la manifestación en el ser humano del Divino Artista -ya como concepto cósmico o creacionista. El artista, pues, juega a ser un dios: Humilde, de barro y fugaz. Finalmente el culmen de su existencia es el Arte de Vivir y que el arte le haga vivir. <“La Esfinge Desnuda” C. Balaguer-Amazon>

KEYWORDS

Filosofía Opinión Poesía

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad