Política: Presupuesto 2022 Destitución jueces: Golpe al órgano judicial SALUD: Covid en El Salvador NEGOCIOS: Bitcoin en El Salvador

El juego del destino y sus trenes de juguete

Por Carlos Balaguer |

En su diario de viajes escribiera el viajero: “Viajar, vivir y amar son juegos de la vida. Llegar, partir, volver de estancias prometidas… Ayer cuando era un niño jugaba con viajar. En trenes de juguete ansiaba con llegar al nunca más jamás. Junto al niño destino me iba sin volver. Ya nunca más me vieron. ¡No sé si regresé! En viajes de aventura me fui a buscar mi suerte. Llegué a tierras extrañas colmadas de dulzura. Jugué con el destino en el ayer lejano. Después fue él quien jugó, conmigo entre sus manos. Al fin le conquisté. ¡Vencí el azar! Y hoy tan sólo me queda ¡Jugar… Jugar… Jugar! Hoy la vida me lleva de prisa y con afán. Ya no vuelven tranvías de aquel nunca jamás. A veces yo les oigo ¡Pasar… Pasar… Pasar…! Mas no tengo boleto para irme a aventurar. ¡Es el juego del hombre y del Destino fugaz, yendo en sus trenes de cuerda, de risa y de juguete! Voy buscando el oriente y él conmigo a la par. Y así, jugando a vivir, sólo me queda andar. ¡Andar… Andar y Andar! Hoy el niño destino ya no juega a viajar. La vida terminó sus dulces jugarretas. ¡La fábula era cierta! Viajar y ser feliz entonces fue verdad. Después de recorrer el mundo sin parar… Hoy tan sólo me queda ¡Callar… Callar… Callar!” (XVIII) (“Leyenda del Hombre y la Locomotora” C. Balaguer)

KEYWORDS

Filosofía Opinión Poesía

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad