Los factores de riesgo

Hubo tres meses para elaborar planes de contingencia, entrenar a médicos, enfermeras, personal auxiliar que releven al personal de salud cansado. Pareciera que es una crítica sin argumento pero nunca se permitió que el gremio médico tan siquiera sugiriera algo. Todo fue manejado por personal desconocido e incapaz; si se revisa el pasado es para no repetir los errores; no podemos esperar resultados diferentes si se continúan cometiendo los mismos errores.

Por Ricardo Lara
Médico

Jul 31, 2020- 21:44

La planificación en torno a la pandemia sigue siendo la gran ausente en este país. La improvisación y las prioridades fueron otras antes y durante la cuarentena y hoy pagamos las consecuencias de la dejadez, indiferencia y la política de mensaje de terror.

Hubo tres meses para elaborar planes de contingencia, entrenar a médicos, enfermeras, personal auxiliar que releven al personal de salud cansado. Pareciera que es una crítica sin argumento pero nunca se permitió que el gremio médico tan siquiera sugiriera algo. Todo fue manejado por personal desconocido e incapaz; si se revisa el pasado es para no repetir los errores; no podemos esperar resultados diferentes si se continúan cometiendo los mismos errores.

Tristemente esos errores y mentiras han cobrado la vida de cientos de salvadoreños y ser el primer lugar en el número del personal de salud fallecido. Tarde o temprano se tiene que deducir responsabilidades ante la falta de protección que debió recibir todo el personal de salud. A pesar del caos que impera en el país pocos reaccionan ante la calamidad que vivimos y no aprendemos lecciones de estos  trágicos cuatro meses; debemos prepararnos para enfrentar un contagio masivo ante las equivocadas decisiones que se han tomado. Los factores de riesgo que están en el aire son numerosos; trataré de mencionar los que a mi parecer serán los que darán el tiro de gracia a un país que ya agoniza.

1-Enviar a laborar a personal de salud que dio positivo a la prueba y luego de terminada la incapacidad obligarlo a presentarse a trabajar cuando aún no le han realizado la prueba de control para saber si aún es positivo o negativo, con el riesgo dramático de que sea el mismo personal de salud el que contagie a los pacientes… algo surrealista pero así las cosas.

2-La falta de entrenamiento del personal contratado para la emergencia y que por no haber recibido la capacitación adecuada ni el equipo de bioseguridad serán víctimas mortales del virus y de la improvisación.

3-El contagio masivo que se dará cuando los repartidores de los paquetes —que, según aseguró el Ejecutivo, ascienden a más de tres millones— sean distribuidos, será el binomio repartidor-receptor del paquete donde el virus jugará un papel bidireccional.

4- A pesar de la cuarentena no se tiene un protocolo establecido para descongestionar los hospitales.Como resultado de ello se apostó a un hospital único, lo que es sumamente preocupante pues ante la ausencia del personal médico y la saturación de los hospitales estamos ante un hecho trágico donde las personas #COVID_19 (+) morirán en casa contagiando al grupo familiar.

5-No hay una red de servicio para brindar la atención médica requerida en casa. Nadie quiere ir a traer pacientes a su casa. El teléfono habilitado 132 funciona y coordina pero el otro nivel evita y demora en atender al paciente, por lo que éste muere en su casa.

6-Otro factor de riesgo es el grupo familiar que tiene a un pariente fallecido. Además, el inspector de saneamiento que llega a esa casa cuando han pasado días tras el fallecimiento.

7- La falta del control epidemiológico dando seguimiento a todas las personas que se han visto expuestas al virus como sucede cuando muere una persona en casa.

8- La escasa campaña de prevención no ha logrado el objetivo. Se prefirió sembrar el miedo en la población y lamentablemente el letal virus no entiende de miedos.

9- La pobreza que se avecina, según estudios, será un agente demoledor para terminar de liquidar la maltrecha economía salvadoreña.

10-  Uno de los factores de riesgo que se avecina es la nula preparación tanto en enfermería, médicos y personal auxiliar que ya deberían estar preparados de la mejor forma y evitar que el personal de salud que lleva cuatro meses en la primera de fuego sigan muriendo, evitar la  exposición a altas cargas virales, para que el estrés que manejan enfermeras, médicos, motoristas largas horas de trabajo conllevando a una depresión del sistema inmunológico, siendo fácil víctima el personal de salud del mortal virus..

12- Los alcaldes necesitan de la ayuda del MINSAL para ubicar casos positivos y sospechosos y brindar la atención oportuna al enfermo como a su grupo familiar y a la comunidad.Lamentablemente para el Ejecutivo pareciera que las municipalidades no forman parte de la solución sino del problema.

 

Médico.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad