NOTICIAS | Disolución de DigestycDEPORTES | Dinastía del AlianzaNOTICIAS | Régimen de Excepción NEGOCIOS | Canasta básica FESFUT | Crisis en el fútbol

Concepto erróneo de Body Positivity

El verdadero Body Positivity busca cuestionar los cánones de belleza y ayuda a que nos replanteemos sus conceptos, a que reconozcamos su subjetividad y que cada cuerpo es válido sin importar que otros los consideren imperfectos.

Por Adriana Delgado
Estudiante de la ESEN

En los últimos años, el Body Positivity Movement, o el movimiento de aceptación del cuerpo, ha ganado una gran popularidad en redes sociales gracias a los cientos de influencers que lo promueven en distintas plataformas. Dicha causa busca normalizar y visibilizar todo tipo de cuerpos y aboga por que los medios sean más representativos al respecto. Así este movimiento pretende brindar un espacio inclusivo, que engloba todas aquellas características o “defectos” que no están en línea con los estándares de belleza actuales. Sin embargo, en la práctica el movimiento ha fallado en múltiples aspectos.
En principio y para cumplir con su objetivo de inclusión, el Body Positivity procura ir más allá de la ruptura de los estigmas de ser gordo o delgado. No obstante, parece que el movimiento se enfoca mucho más en erradicar la “gordofobia”, que promulga que la gordura se opone a la estética y la belleza. Como consecuencia, el movimiento suele ser asociado solo a este eje, lo que puede eclipsar ciertas vivencias de personas con discapacidades, condiciones dermatológicas y otras problemáticas que el Body Positivity pretende visibilizar.
Esta situación resulta inconveniente dado que, hoy en día, es muy necesario promover el amor y respeto hacia tu cuerpo y apariencia de forma inclusiva. Sucede que cada vez estamos más expuestos a estándares de belleza inalcanzables, lo que nos provoca descontento con nuestro peso, color de piel, pelo, acné y deteriora nuestra salud mental. Por desgracia, estos pensamientos afectan especialmente desde temprana edad y las redes sociales no han sido de gran ayuda, pues incrementan el alcance de publicaciones que pueden incidir negativamente en los jóvenes.
Por otra parte, el Body Positivity ha perdido credibilidad y aceptación, ya que muchas personas tienen la falsa percepción de que fomenta la obesidad y hábitos no saludables. Básicamente, se cree que la causa promueve que el amor propio debe prevalecer sin importar posibles complicaciones de salud; sin embargo, ese nunca ha sido su fin. Este movimiento parte de la premisa de que amar tu cuerpo es querer estar sano y en tus mejores condiciones para cuidarte a ti mismo. Además, hay que recordar que la salud se manifiesta de formas distintas de cuerpo a cuerpo; ser delgado no equivale necesariamente a gozar de buena salud. No existe un estilo de vida “one size fits all”.
El verdadero Body Positivity busca cuestionar los cánones de belleza y ayuda a que nos replanteemos sus conceptos, a que reconozcamos su subjetividad y que cada cuerpo es válido sin importar que otros los consideren imperfectos. Resulta muy difícil querer combatir las inseguridades impuestas por los estándares y reforzados por los medios, ya que estamos condicionados a juzgar las apariencias de otros constantemente. Por ello, resulta fundamental que los medios aseguren la representación diversa de cuerpos en revistas, películas y redes sociales para normalizar sus diferencias. Es importante que podamos ver una imagen más clara y realista de la persona promedio en el contenido que consumimos. Body Positivity es un movimiento con muchísimo potencial, que, por desgracia, se ve opacado por la connotación negativa que ha adquirido y al no ser verdaderamente inclusivo. De cualquier manera, recordemos que busca dar los pasos para convertir al mundo en un lugar más sano fomentando la mejora en nuestra salud mental, que está fuertemente interconectada con la física.
Finalmente, es importante que nosotros como individuos nos replanteemos la relación que tenemos con nuestro físico, ya sea que suframos de alguna enfermedad o que simplemente no encajamos en un estándar de belleza discriminatorio y excluyente. Asimismo, debemos tener claro que cada uno batalla con diferentes inseguridades día a día, por lo que debemos cuidar la manera como nos expresamos, así como el tipo de comentarios que hacemos, aunque sean en tono de broma, puesto que no sabemos el daño que nuestras palabras tienen en otros.

Estudiante de Licenciatura en Economía y Negocios

Club de Opinión Política Estudiantil (COPE)

KEYWORDS

Fitness Obesidad Opinión Salud

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad