POLÍTICA: Ley de Agentes ExtranjerosCovid-19: Variante ómicron NEGOCIOS: Bitcoin en El Salvador SUCESOS: Casos de desaparecidos

Consejos de una madre a su hijo

Puedo aconsejar a todos los que tienen la dicha de tener a su madre cada día díganle que la aman y denle las gracias por el regalo de la vida que les dio y por todo el amor que les prodigó.

Por Ricardo Lara
Médico

Creo que todas las madres a lo largo de la vida dan consejos a sus hijos, no importa la edad ni las circunstancias. En estos días hice una recopilación de los doce consejos más trascendentales que me dio mi madre a lo largo de los años:
1) El trabajo te dignifica, la honradez del trabajo realizado te glorifica.
2) Cuando hables, siempre mira a los ojos de la otra persona.
3) Tu horizonte de quien quieres ser en la vida debe estar reflejado en personas y en tu caso tienes primos hermanos que son el reflejo que debes seguir. Mira a los sobrinos de tu padre estudiados, honrados, decentes y responsables.
4) Los hermanos son un regalo de Dios, pero la unión de ustedes como hermanos es la mejor herencia que una madre puede dejar. Solo mira la unión de tu padre y sus hermanas. Esa unión los hace envidiables y eso quiero como madre para ustedes.
5) Tus amigos deben ser de toda la vida y para toda la vida. No hay nada mejor y gratificante que una amistad pura, sincera y duradera.
6) Fui maestra toda mi vida primero por vocación y luego por amor a ustedes, y si algo aprendí es que todas las personas son inteligentes, la clave es nunca dejar de estudiar , nunca dejar de aprender y siempre tener deseos de saber más. La disciplina en educación se traduce en mejores estudiantes.
7) Nunca traiciones tus ideales, pues con ello te estás traicionando a ti mismo.
8) Busca las mejores personas para amigos que de ellos aprendas y que ellos aprendan. La clave es buscar personas con los mismos principios y objetivos en la vida que en las buenas personas el común denominador es ser correcto en todo lo que hagas.
9) La familia es la familia. Mírame a mí: mi familia es grande y así como grande nos queremos todos y juntos más en la malas que en las buenas pero siempre juntos.
10) Los regalos más valiosos son los que no se compran con dinero (el día de mi graduación).
11) Cuando hay niños, no hay derecho a tener una Navidad triste (pensando que esta es la Navidad más triste para muchas familias salvadoreñas por lo vivido por la pandemia, mas no imaginé que para mí sería el consejo).
12) Ama tu nombre pero siempre respeta tu apellido.
Este 15 de diciembre murió mi madre a sus 88 años de edad y a punto de cumplir los 89. Fue una mujer que supo vivir una vejez tranquila, de gustos modestos y sencillos, una vida ordenada y con una inteligencia y claridad que supo en un momento dado ser madre y padre y con ello generar carácter en nosotros sus hijos. En un país como el nuestro morir después de los 80 años en su cama y rodeado de sus hijos, más que una bendición, es un privilegio. En lo personal puedo aconsejar a todos los que tienen la dicha de tener a su madre cada día díganle que la aman y denle las gracias por el regalo de la vida que les dio y por todo el amor que les prodigó.
Y como decía San José María Escrivá de Balaguer, cada vez estoy más convencido: “La Felicidad del Cielo es para los que saben ser felices en la Tierra”. (Dedicado con todo mi amor a mi madre Julia Herrera de Lara, 28/enero / 1932 . +15/diciembre /2020).

Médico.

KEYWORDS

Memorias Opinión

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad