BEATIFICACIÓN | Rutilio Grande SUCESOS | Marcha Acuerdos de Paz DEPORTES | Jornada Clausura 2022 EDUCACIÓN | Año escolar 2022

El protocolo en los entierros covid-19

En un país donde los bares están abiertos, los estadios llenos y donde supuestamente tenemos el mejor hospital, el mejor plan, etc., creo que es hora de humanizar estos entierros.

Por Carmen Maron

Hace unos días murió de covid-19 el esposo de una amiga mía. Ella estaba negativa, igual que su hijo, la mamá del difunto y su hermana. Pero, a pesar de que quería al menos pronunciar unas palabras en su sepelio, no pudo hacerlo. En lugar de eso, tuvo que filmar los trajes EPP y las sirenas del MINSAL. Me pareció, francamente, horrible. Y ella misma me lo confirmó. “Carmen”, me dijo, “¿cómo es posible que llenen un estadio pero no dejaron que dijeran un responso en la tumba de mi esposo? El ataúd iba sellado, estábamos negativos y con pruebas PCR. Pudieron haberlo enterrado y después dejarnos tener un poco de consuelo. Es una injusticia”.
Concuerdo. El muerto era menos foco de contagio que los bolos en el estadio.
De la misma forma, me enteré de una parroquia que pudo enterrar a su párroco allí mismo, pero tuvieron que cerrar todas las actividades por más de lo que exige una cuarentena para “evitar el contagio”. Me pareció ridículo porque en los días previos a la muerte del Padre, todo se llevó acabo con normalidad, y porque la mayoría de los feligreses utiliza el transporte público. ¿Por qué se señaló a la parroquia como foco de infección? ¿Porque se enterró a un fallecido por covid allí? Que yo sepa, ninguna empresa ha cerrado porque un colaborador muere de covid, por no decir las escuelas, que sólo cierran una sección, diez o quince días.
Pregunté a algunos médicos acerca de la necesidad de mantener los trajes EPP, las sirenas, etc. La respuesta generalizada fue que no, que ya no es necesario porque igual una persona se puede contagiar en una boda. Y no, no es necesario cesar actividades de ningún tipo. Entonces, pregunto: ¿por qué le seguimos negando un entierro digno y un duelo válido a los que fallecen de covid-19 y sus familias? ¿Cuál es la idea de continuar infundiendo terror? ¿No bastaría una caja sellada?
La verdad es que ahora convivimos con el virus todos los días. Y, como me dijeron algunos, es secreto a voces que muchas familias que tienen parientes que murieron de covid no avisan porque quieren darles un funeral digno. Eso es peligrosísimo para todos. Pero mientras sigan los entierros tétricos…
Existe lo que se llama un proceso de duelo. Yo entiendo que estos funerales eran necesarios los primeros días de la pandemia. Pero, en un país donde los bares están abiertos, los estadios llenos y donde supuestamente tenemos el mejor hospital, el mejor plan, etc., creo que es hora de humanizar estos entierros. Obviamente, no se puede tener un velorio de dos días-y no se debería tener ni siquiera en casos donde la muerte no es por el virus, porque puede haber contagio. Y no debería haber velorio, punto. Pero tampoco se puede seguir con este show de horror por años, porque vamos para largo. Y, además, es un gasto innecesario. Y,como me dijo mi amiga, “quedás marcada. Imaginate que yo negativa y, cuando salía, la gente se negaba a acercarse. Ni siquiera me vendían en la tienda”.
¿Qué tal permitirle al pueblo llorar a sus muertos? Creo que somos el único país que sigue con estos entierros de guerra nuclear. El virus vino para quedarse y vamos a vivir con él y vamos a llorar por la partida de muchos por él. Es hora de generar un protocolo más humano para permitir que las familias inicien su ciclo de duelo.
Educadora, especialista en Mercadeo con Estudios de Políticas Públicas.

KEYWORDS

Coronavirus Entierros Medidas Extraordinarias Opinión

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad