INTERNACIONAL | Tragedia en San AntonioNOTICIAS | Muerte de PolicíasNOTICIAS | 20 años de El ChaparralNEGOCIOS | NIT / DUI DEPORTES | Apertura 2022

El dinero no alcanza...

El Gobierno salvadoreño debería trazar medidas claras para lidiar con la crisis económica, pero el tema se les ha salido de las manos a tal punto que lo único que pueden hacer es hablar de la “guerra contra las pandillas” y así desviar la atención que provoca el desplome del Bitcoin, los nuevos casos de corrupción y aquella falsa promesa que aseguraba que el dinero alcanza cuando nadie roba.

Por Andy Failer
Comunicólogo y político

Para la mayoría de salvadoreños es cada vez más difícil lidiar con el alto costo de la vida. El recibo de luz y la canasta básica han subido de precio; el encarecimiento de la vida es palpable hasta cuando compramos tortillas. En algunos productos es completamente notable la subida de precio cuando pagamos por ellos y con otros lo que vemos es que la proporción del producto es menor a lo que estábamos acostumbrados. Si antes el pan era más grande, ahora para no subirle el precio el pan es más pequeño. Esto es consecuencia de la inflación que golpea a las personas a nivel mundial y, aunque la inflación no es culpa del Gobierno, sí es su responsabilidad decidir cómo impactará en la economía de nuestro país.

El Gobierno salvadoreño debería trazar medidas claras para lidiar con la crisis económica, pero el tema se les ha salido de las manos a tal punto que lo único que pueden hacer es hablar de la “guerra contra las pandillas” y así desviar la atención que provoca el desplome del Bitcoin, los nuevos casos de corrupción y aquella falsa promesa que aseguraba que el dinero alcanza cuando nadie roba. En marzo de este año, una comisionada y un secretario presidencial encabezaban el Gabinete Especial de Crisis Económica, pero hasta la fecha la única medida visible por parte de tal gabinete, ha sido una foto y un par de tuits. “Haciendo historia”, dirían ellos.

Mientras para la mayoría de las personas llegar a fin de mes es cada vez más difícil, recientemente nos dimos cuenta de que el Fiscal General cobró $45,000 a ETESAL por una asesoría sobre lavado de dinero, pocos días antes de que este fuese impuesto por la actual Asamblea Legislativa. También salió a la luz que la empresa familiar de un Comisionado Presidencial vendió luminarias LED a precios inflados a una alcaldía del oriente del país por un total de $1,283,974. Y mientras estos casos de corrupción eran revelados, el Bitcoin tocaba piso con la caída más grande que ha tenido durante el último año. ¿El Salvador ha perdido millones con la caída del Bitcoin?, ¿CAPRES hará a un lado a los corruptos que tienen en casa? Estas preguntas siguen sin respuestas y es justo esa incapacidad de abordar la realidad, lo que ha permitido que la inflación flagele a la gente más desfavorecida de este país.

La única eficacia que ha demostrado este Gobierno es que sabe muy bien cómo apelar a un acto de fe a ciegas. Pero por más que la maquinaria de propaganda busque cegar a la ciudadanía, el dolor político que han repartido las constantes prórrogas del Régimen de Excepción, más el duro impacto que provoca la crisis económica en el seno de miles de familias salvadoreñas, son ingredientes que hierven dentro de una olla de presión. No tengo plena claridad de cómo esto llegará a explotar ni cómo se canalizará en la realidad política de este país, pero cuando esto suceda hay que repetirnos esta pregunta con firmeza y racionalidad: ¿por qué el dinero no alcanza y la vida sigue doliendo tanto?
El tiempo transcurre rápido. Aquellas frases empaquetadas que disparaban culpabilidades hacia el pasado, llegaron a su fecha de caducidad. ¿Cuándo asumirán responsabilidad? Cada vez que una idea se les agota o fracasa, surge otro reparto de culpas. Pero la realidad es que esto ya no se trata de los mismos de siempre, ahora esto va sobre los nuevos culpables. Culpables del desperdicio histórico de millones de fondos públicos, culpables de la muerte de inocentes bajo su Régimen de Excepción, culpables de que llegar a fin de mes sea imposible. Culpables ustedes, que prometieron irresponsable y falsamente que el dinero iba a alcanzar cuando nadie robara. Estimados funcionarios oficialistas, vean a su alrededor, sacúdanse el cinismo y revisen su Chivo Wallet y se darán cuenta de que el dinero no alcanza.

Comunicólogo y político

KEYWORDS

Lucha Contra La Corrupción Opinión

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad