Los macrodatos te observan…

Un estudio desarrollado entre 86,220 usuarios de Facebook, sobre un cuestionario de personalidad basado en 100 puntos, reveló lo bien que nos conoce esa red social

Por Maximiliano Mojica
Abogado, máster en leyes

May 01, 2019- 18:46

Se llama “macrodatos” al conjunto de datos tan grandes y complejos que se derivan de la interacción humana con la internet. En ellos se encuentran reflejados tus gustos y preferencias, los cuales son tu huella digital informática.
Cada vez que abres Facebook, Instagram, Twitter, Waze, YouTube o cualquier otra aplicación, busques algo, le des “me gusta” o compartas información, la red lo sabe, y tus gustos y preferencias quedan almacenadas respecto a ti, para siempre.

Cada una de esas aplicaciones está sentada sobre una mina de oro que puede monetizar al comercializar el conocimiento que tiene de ti, así como de otros millones de seres humanos. La propiedad de la macrodata en el Siglo XXI es potencialmente tan rentable como era para un texano a inicios del Siglo XX el ser propietario de un terreno en el que existía un pozo petrolero.

Para el caso, ¿por qué valen miles de millones Facebook, YouTube o Wikipedia si la mayoría no consume los servicios pagados que brindan esas redes, ya que la mayoría las utilizamos de forma gratuita? Valen porque almacenan las preferencias que digitalizas cuando navegas en ellos. Lo interesante es que, aunque trates de borrar tu actividad en la web, ésta queda almacenada para siempre.

Un estudio desarrollado entre 86,220 usuarios de Facebook, sobre un cuestionario de personalidad basado en 100 puntos, reveló lo bien que nos conoce esa red social. Basándose en los “me gusta” que damos en nuestras cuentas los algoritmos de la red social concluyeron lo siguiente: bastaron 10 “me gusta” para que la aplicación nos conozca mejor que nuestros compañeros de trabajo; 70, para que nos conozca mejor que nuestros amigos; 300 para superar el conocimiento que tiene sobre nosotros el esposo y la esposa. Parece ser que la internet tiene un cable conectado directamente a nuestra consciencia y a nuestra psique, y la información que extrae por medio de ese cable vale oro.

Con base en ese conocimiento se pueden desarrollar “campañas publicitarias personalizadas”. Hasta hoy la típica campaña publicitaria es de naturaleza masiva: llegar a todos los ciudadanos para tratar de convencerlos de comprar este o aquel producto, desde un perfume con toques cítricos hasta una nueva marca de cerveza. Si la red ya sabe todo acerca de ti, ¿para qué entonces gastar en una campaña publicitaria masiva si podemos hacer una campaña publicitaria personalizada que llegue directamente a tu celular por medio de la red social de tu preferencia?
Si la red sabe que tú eres un joven de 19 años, universitario, homosexual, con un empleo parcial y socialista, sabe entonces qué tipo de ropa o de licor es la que tú estás dispuesto a comprar, cuál mensaje político te puede convencer y qué tipo de restaurante puedes pagar.

Por ejemplo, si tú fueras el dueño de un bar, que quisiera atraer a un público joven y liberal, ¿no estarías tu dispuesto a invertir en adquisición de macrodata para desarrollar una campaña publicitaria personalizada para tu público objetivo y así evitar gastar en publicidad que a la par de los jóvenes, llegaría también a una señora viuda, católica, conservadora, de 60 años, que nunca pondrá un pie en tu bar?

Los usos de la macrodata son, por ahora, incalculables. Éstos van mucho más allá de poder ser utilizados respecto a cómo poder vender un determinado producto. Cuando la red te conozca mejor que a ti mismo te ayudará a definir desde por quién votar hasta con quién casarte. Estas aplicaciones están a la vuelta de la esquina.

Así que ten presente que cada vez que uses una red social o visites una página web: los macrodatos te observan…

Abogado

Te recomendamos

Movistar FOTOS: Las curiosas figuras de barro del centro de San Salvador que salvadoreños incluyen a su Nacimiento
Movistar LO MÁS VISTO: ¿Qué fue de Mary Austin, el gran amor de Freddie Mercury?
Movistar Yris Palmer, la empresaria salvadoreña que ofreció horchata a su amiga Kylie Jenner

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad