La dignidad de la vida y la despenalización del aborto

Mar 30, 2018- 20:01

La controversia sobre el tema de la despenalización del aborto ha vuelto a surgir… En días recientes una de nuestras parlamentarias expresó lo siguiente: “Es urgente que se apruebe la despenalización de las cuatro causales de aborto antes de que cambie la legislatura…”. Entendemos que despenalizar significa dejar de tipificar como delito una conducta (en este caso el aborto) castigada por la legislación penal. Como el tema de la despenalización es un caso de justicia, entonces se juzga que es más justo que viva la madre que tiene mucho más tiempo de vida y de formación, que un simple embrión.

Hace varios años, el Dr. Steve Calvin, especialista en embarazos de alto riesgo, escribió la siguiente carta al periódico Arizona Daily Star: “Existe una ineludible esquizofrenia al abortar a un feto de 22 semanas perfectamente normal, mientras que en el mismo hospital se lleva a cabo una cirugía intrauterina a favor de otro”. Cuando los bebés aún no nacidos son deseados, son tratados como niños y pacientes. Cuando no son deseados, no son niños…”.

Algo que debemos considerar es que ser pequeño no descalifica a alguien de ser una persona. La estatura de 1.60 o más metros no le garantiza más derecho a la vida, que la estatura de 58 centímetros. El tamaño es moralmente irrelevante. Un centímetro o 58 centímetros o 170 centímetros no son relevantes. Tampoco no haber desarrollado la capacidad de razonar no descalifica a alguien de ser una persona. Un bebé de un mes, siendo amamantado por su madre, no puede razonar. Pero pocos se atreverían a proponer que el infanticidio es aceptable. La mayoría de personas sabe que eso es incorrecto. El bebé no puede razonar, ni fuera ni dentro del útero, pero es un ser humano.

Estar en el útero no descalifica a alguien de ser una persona. La ubicación o el entorno no determina el derecho a la vida. Scott Klusendorf pregunta lo siguiente: “¿Cómo es que un sencillo viaje de 18 centímetros por el canal de parto repentinamente transforma la naturaleza esencial del feto, de no ser una persona a ser una persona?”.

En la Palabra de Dios encontramos el siguiente maravilloso relato del Salmo 139:13: “Tú me tejiste (cubriste) en el vientre de mi madre”. Parafraseando este texto diría así: “Allí estaba yo, como una persona viviente, escondido y protegido por Ti, en el vientre de mi madre. Tú tenías cuidado de mí, y me escondiste como un tesoro, hasta que decidiste que había llegado el momento de salir a la luz”. El relato continúa expresando lo siguiente: “No fue encubierto de ti mi cuerpo, Bien que en oculto fui formado, Y entretejido en lo más profundo de la tierra. 16 Mi embrión vieron tus ojos, Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas, sin faltar una de ellas”. Todos los órganos están presentes a las ocho semanas de gestación, el cerebro está funcionando, el corazón está bombeando, el hígado realizando su labor, los riñones limpiando los fluidos, los dedos ya tienen huellas digitales…

Una madre víctima de una violación podría justificar el aborto de un embarazo no deseado. Pero, aunque condenamos el abuso del que pudo ser víctima, este hecho no justifica el asesinato de un bebé…

Existe un principio judicial que dice que cuando dos derechos legítimos están en conflicto, el derecho que protege el valor superior debe prevalecer. El derecho de los bebés aún no nacidos de no ser asesinados y el derecho de una mujer de no estar embarazada podrían estar en conflicto. Pero no son derechos iguales. Sobrevivir es más precioso y más básico que no estar embarazada.

Estimados señores Diputados de nuestra Honorable Asamblea Legislativa, de la manera más respetuosa les solicito tomar en consideración los argumentos anteriormente expresados, a fin de que se RESPETE LA VIDA HUMANA DESDE EL MOMENTO DE LA CONCEPCIÓN.

Pastor de la
Misión Cristiana Oasis,
colaborador de El Diario de Hoy.

Te recomendamos

Noticias Prófugo y corrupto, así retratan a Mauricio Funes en caricaturas
Noticias Pandilleros de la MS afirman que han transformado su vida y están arrepentidos de su pasado violento
Noticias La sala VIP de los García, un espacio relajante y de comodidad antes de volar