La cura del parche

En la búsqueda de soluciones casi nunca se focaliza el todo, mucho menos los diferentes factores causales y por lo general se profundiza poco, se pone atención a lo prominente y como es de esperar, fuera de los logros iniciales a la postre todo sigue igual.

Dic 01, 2019- 05:20

En el medio criollo lo frecuente es aplicar soluciones puntuales a los problemas sistémicos quizá porque resulta más fácil, tal vez más barato, más rápido para proyectar una imagen que se hace algo y hasta más a tono para la difusión mediática.
En la búsqueda de soluciones casi nunca se focaliza el todo, mucho menos los diferentes factores causales y por lo general se profundiza poco, se pone atención a lo prominente y como es de esperar, fuera de los logros iniciales a la postre todo sigue igual.
En las campañas para colectar desechos sólidos en los lagos y playas del país la noticia triunfal es ¡Hemos recogido tantas toneladas de basura gracias a la colaboración voluntaria de etc.! No obstante una vez finalizadas esas campañas las interrogantes caen por su peso: ¿Qué medidas drásticas se tomaron para que el problema no se repita? ¿Qué medidas específicas se tomaron para que el público no use los balnearios como basureros? Y ¿De dónde sale tanto envase y envoltorio plástico y qué se hizo para contrarrestar esta calamidad que lo invade todo?
Una conducta similar observamos para detener el éxodo de los migrantes hacia el Norte: para algunos es indispensable atrapar a todos los “coyotes” y tratantes de personas, otros estiman necesario detenerlos antes que lleguen a la frontera y deportarlos en forma inmediata y uno que otro cree necesario darles una lección para que no reincidan. Muy pocos profundizan en los factores causales y menos todavía los que se refieren a la ausencia de desarrollo humano en las comunidades de origen. Quizá lo más difícil es hacer cambiar su mentalidad, convencerlo que los EE.UU. no tienen la obligación de darle asilo y que México tampoco tiene la obligación de darle refugio mientras alcanza su objetivo.
Los políticos siguen dando prioridad a la enfermedad más que a la salud, aparentemente no entienden que el meollo de la Salud Pública evitar que la gente se enferme y no gastar casi todo el presupuesto en los enfermos hospitalizados. Los problemas de salud salvadoreños no se resuelven construyendo hospitales porque su origen es multisectorial y en ese sentido deben formularse las soluciones. Evidentemente la educación, alimentación adecuada, saneamiento ambiental y suministro suficiente de agua potable pueden producir más beneficios que construir hospitales por más modernos que sean.
La eterna calamidad del transporte público se viene soportando desde hace más de medio siglo sin resultados categóricos y por el contrario se ha incrementado y profundizado, habitualmente la situación se ha manejado puntualmente sin analizar el problema global. ¿De qué sirve capturar un chofer sin licencia con más de cinco mil dólares de multas atrasadas si no tiene para pagar y pronto sale libre para seguir conduciendo autobuses? Lo mismo ha ocurrido con el caos vehicular de la capital: todo se ha tratado con remiendos producto de una defectuosa planeación del crecimiento urbano y parque vehicular. Lo mismo ha ocurrido con los derrumbes en la carretera a Los Chorros, pajísticas al por mayor y nada de solución.
Con el pandillerismo prácticamente ocurre lo mismo, para no pocos políticos la solución consiste en meterlos a la cárcel, reeducarlos y luego reinsertarlos a la sociedad como si se tratara de soplar y hacer botellas. La práctica evidencia que los procesos de reeducación, resocialización y reinserción a la comunidad son complejos, aun contando con todos los recursos y no son siempre exitosos. Precisamente uno de los aspectos más difíciles es cambiar la mentalidad del pandillero que desde pequeño tiene metido entre ceja y ceja, que tiene derecho de arrebatar al que tiene y matarlo si no se deja.

Médico.

Te recomendamos

Movistar Salen a la luz reveladoras imágenes de la hija de Lucero y Mijares, así se ve a sus 14 años
Movistar ¿Recuerdas a “Lady frijoles”? Tras ser deportada, ahora es presentadora de TV y emprendedora en Honduras
Movistar Fuertes revelaciones: Así es la vida de Melania Trump en la Casa Blanca

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad