NEGOCIOS | Bitcoin DEPORTES | Alfa Karina ArruéSUCESOS | Régimen de excepción

Cuando sucede lo impensable

“Si una persona puede crecer mediante un trauma y una pérdida impensables, una nación también podría hacerlo”

Por Gina Montaner
Periodista

El congresista demócrata por Maryland, Jamie Raskin, enterró a su hijo un día antes del asalto al Capitolio el 6 de enero de 2021. Tommy, que cursaba estudios de Derecho en Harvard, sufría de depresión y les dejó una nota a sus padres en la que admitía que el vaivén de la tristeza lo había vencido. También les pedía que no abandonaran sus deberes cívicos. El compromiso social de la familia Raskin es sólido y Tommy, poeta sensible y amante de los animales, se despedía de este mundo pero no sin antes reiterar sus convicciones a las personas que más amaba.

A pesar de un dolor que ha descrito como paralizante, su padre reunió fuerzas y aquel 6 de enero acudió a la certificación de Joe Biden como presidente electo. Sería un día trascendental en medio de la campaña de falsedades lanzadas por el hoy ex presidente Donald Trump desde el momento en que perdió las elecciones. Negado a aceptar los hechos avalados por los tribunales y hasta por su propio Secretario de Justicia, William Barr, Trump diseminó como la pólvora entre sus seguidores que había sido víctima de un fraude electoral. Desde el púlpito instigó a los manifestantes a “salvar” a América del supuesto pucherazo y luego, tal y como ha revelado el comité de la Cámara de Representantes que investiga el ataque al Capitolio y del que forma parte Raskin, siguió por la televisión los dramáticos acontecimientos.

Jamie Raskin había invitado a una de sus hijas y a su yerno a que lo acompañaran a tan histórico evento. Cumplir con su deber era una manera de honrar la memoria de su hijo. Y también, tal vez, un mecanismo para apartar la mente por unas horas de su punzante ausencia. Nunca imaginó que una ceremonia que forma parte de los rituales de la democracia se convertiría en un bochornoso espectáculo protagonizado por una turba violenta que pretendía abortar el traspaso de poder acreditado por la voluntad de los electores.

De un momento a otro, el demócrata temió que las vidas de los representantes e invitados corrían peligro. Por los pasillos del mayor símbolo de la democracia estadounidense avanzaban con furia los asaltantes que atacaron a los policías y saquearon el recinto. Entre el horror y el estupor, una parte de la población siguió las imágenes en directo. Otros sencillamente justificaron la insurrección al considerar que se estaba “protegiendo” la democracia. Aquella aciaga jornada el mandatario permaneció callado, sin pedirles públicamente a sus huestes que desistieran de la intentona golpista. Según documentación que ha revelado el comité, Trump hizo oídos sordos a los pedidos de sus hijos, periodistas cercanos de la cadena Fox y a sus asesores para que sofocara la mecha que había encendido.

Después de tan traumático episodio que acabó con cinco muertos, más de un centenar de policías heridos y 700 arrestos, Raskin se propuso escribir crónicas paralelas sobre dos hechos que hasta entonces eran impensables para él: la pérdida de su hijo y el golpe a la democracia que supuso el asalto al Capitolio. Hoy en día más de la mitad de los republicanos cree que hubo fraude electoral y uno de cada tres estadounidenses justifica actos violentos contra el gobierno. La semilla de lo que ya se conoce como La Gran Mentira echó raíces en el imaginario colectivo y en el propio Partido Republicano son pocos los que han repudiado abiertamente tales fabricaciones.

Raskin acaba de publicar Unthinkable: trauma, truth and the trials of American Democracy. En su libro trenza una conmoción por partida doble: aprender a vivir día a día tras el suicidio de un hijo y asimilar el aumento de una extrema derecha dispuesta a echar por la borda el Estado de Derecho. El político concluye: “Si una persona puede crecer mediante un trauma y una pérdida impensables, una nación también podría hacerlo”. Es el optimismo cauteloso de quien ha visto el abismo de cerca y advierte del peligro que supone permitir que los cimientos de la democracia se desmoronen. [©FIRMAS PRESS]

Escritora y periodista/

Twitter: ginamontaner

KEYWORDS

Donald Trump Joe Biden Opinión Washington

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad