¿El brazo armado de quién?

De una lectura integral de nuestro texto constitucional deriva claramente que la Fuerza Armada no es el brazo armado del Ejecutivo, sino del Estado

Feb 13, 2020- 18:33

En toda Constitución se definen los ámbitos jurídicos en los que pueden actuar válidamente cada uno de los departamentos, poderes u órganos del Estado; la idea matriz es el clásico principio de división de poderes, el cual busca evitar la concentración de todo el poder público en manos de una sola persona o institución, asegurando con ello la libertad de los ciudadanos.
El Título VI de nuestra Constitución se denomina “Órganos del Gobierno, atribuciones y competencias” y está integrado por ocho capítulos, que enumeran sucesivamente los ámbitos de actuación del Legislativo, Ejecutivo y Judicial –los tres órganos fundamentales– y de los otros órganos constitucionales, Ministerio Público, Corte de Cuentas y Tribunal Supremo Electoral. En un capítulo aparte de dicho título se regula lo relativo a la Fuerza Armada.
Cuando vemos en detalle el contenido de este capítulo, su artículo 213 prescribe que la Fuerza Armada forma parte del Órgano Ejecutivo y está subordinada al Presidente de la República, quien es su comandante general. Con este postulado se hacen efectivas dos decisiones fundamentales: encomendar la dirección del ejército al órgano que se caracteriza por su verticalidad y jerarquía, necesaria para que un cuerpo de efectivos pueda actuar con unidad y disciplina, sobre todo en situaciones apremiantes como una guerra; y por otro lado, la subordinación del poder militar al poder civil, esencial en un régimen republicano.
Sin embargo, dejando de lado razones históricas, relativas a la época de la promulgación de la Carta Magna, al hacer un análisis con sentido de actualidad, llama la atención el hecho de que, siendo parte del Ejecutivo, sus aspectos básicos no se regulan dentro del capítulo que se refiere a dicho órgano. ¿Por qué?
Nos puede ayudar para aclarar el tópico el artículo 211: “La Fuerza Armada es una Institución permanente al servicio de la Nación”, obediente, profesional, apolítica y no deliberante; el 212: “La Fuerza Armada tiene por misión la defensa de la soberanía del Estado y de la integridad del territorio”; y el 214, que establece la carrera militar profesional y en la cual “solo se reconocen los grados obtenidos por escala rigurosa y conforme a la ley”.
Pero la mencionada obediencia, jerarquía y verticalidad de la Fuerza Armada no puede significar, en modo alguno, una obediencia ciega que habilite a realizar conductas contrarias a la legalidad y a los derechos fundamentales de las personas. Según el artículo 235: “Todo funcionario civil o militar; antes de tomar posesión de su cargo, protestará bajo su palabra de honor ser fiel a la República, cumplir y hacer cumplir la Constitución, ateniéndose a su texto cualesquiera que fueren las leyes, decretos, órdenes o resoluciones que la contraríen…”
Consecuente con lo anterior, el artículo 212 prescribe que los tres órganos fundamentales, es decir Legislativo, Ejecutivo y Judicial, “podrán disponer de la Fuerza Armada para hacer efectivas las disposiciones que hayan adoptado dentro de sus respectivas áreas constitucionales de competencia, para hacer cumplir esta Constitución”. Una subordinación, por tanto, al Estado, que actúa por medio de todos sus órganos, no solo el Ejecutivo.
Desconociendo lo expuesto, el deplorable espectáculo que presenciamos en el Salón azul el pasado domingo, reflejó nuevamente la equivocada concepción del Ejecutivo, en el que tradicionalmente se ha entendido que por el carácter de comandante general de la Fuerza Armada que ostenta el Presidente de la República, puede disponer discrecionalmente del ejército y exigir lealtad de éste a su persona. De una lectura integral de nuestro texto constitucional deriva claramente que la Fuerza Armada no es el brazo armado del Ejecutivo, sino del Estado. Una institución cuya lealtad es a la Constitución y a las leyes, no a un funcionario de turno.

Exmagistrado de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema.

Te recomendamos

El festival “Foodsion Suprema 2020” llega cargado de sorpresas y esto es lo que debes saber
7 preguntas y respuestas frecuentes sobre el coronavirus
Frijoles, el beneficioso y tradicional alimento que favorece tu salud
5 maneras infalibles para ahuyentar los zancudos por las noches

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad