NOTICIAS | Disolución de DigestycDEPORTES | Dinastía del AlianzaNOTICIAS | Régimen de Excepción NEGOCIOS | Canasta básica FESFUT | Crisis en el fútbol

Del Náhuatl al español

Por favor, señor viceministro, que antes que aprender náhuatl nuestros alumnos dominen bien el español. Es vergonzoso el pobrísimo vocabulario que exhibimos y la ausencia total de ortografía, incluso en los profesionales. Eso, sin hablar de la escasa lectura comprensiva de la mayoría.

Por María Alicia de López Andreu
Empresaria

Con ocasión de las fiestas agostinas que celebra nuestra capital fue entrevistado en TCS por Moisés Urbina el viceministro de Cultura, Eric Doradea, quien ocupó ese tiempo no en tratar temas de cultura, sino recomendando visitar durante estas vacaciones los sitios turísticos con que cuenta nuestro país.

Llamó mucho mi atención el hecho de que el Sr. Doradea, según expresó, habla y domina el náhuatl. Principalmente, porque precisamente la víspera de escucharle, leí en el periódico digital católico Religión en Libertad, el artículo “No, Santidad, España no impuso su lengua en América”, escrito por Luis Antequera, de formación jurídico-económica, quien destaca por sus escritos sobre la historia, particularmente la de las religiones.

El mencionado artículo (https://www.religionenlibertad.com/blog/284709574/No-Santidad-Espana-no-impuso-su-lengua-en-America.html) se enfoca en desvirtuar ciertas declaraciones del Papa Francisco en Canadá, sobre lo que no opinaré, sino sobre la falsa creencia que impera en nuestras tierras de que los españoles nos impusieron la religión católica y su lengua. Con citas expresas de mandatos de los reyes (desde Fernando el Católico hasta Carlos I) se muestra cómo se obligó A LOS MISIONEROS a aprender las lenguas indígenas para transmitirles la fe y el idioma a los nativos QUE ASÍ LO QUISIERAN. Obligatorio para los misioneros y voluntario para los indígenas. Esa es otra de las grandes falacias que principalmente la izquierda nos ha hecho creer.

Y en relación con el náhuatl, mi sorpresa fue mayúscula. Luego de describir que los misioneros españoles escribieron más de 600 gramáticas sobre las lenguas indígenas, a fin de facilitar que los españoles aprendieran esas lenguas, detalla que “la segunda lengua moderna del mundo que tuvo gramática propia, sólo después del español, y antes incluso que el francés, el alemán o el inglés, será el náhuatl, que ya disponía de una gramática en el año 1531 escrita por los franciscanos, gramática que, por desgracia, se ha perdido. No sólo fue el náhuatl la segunda lengua en tener su gramática, sino que fue ¡¡¡incluso la primera!!! —anterior en esto al mismísimo español—, en tener dos, cuando en 1547 Andrés de Olmos escribe la que es la segunda gramática de la lengua principal de los mejicanos”. No nos menciona específicamente, pero todos sabemos que nuestros ancestros hablaban en esa lengua.

Y ahora que aparentemente hay interés en promover el estudio del náhuatl sería del caso que se evite aprovechar esa cátedra para fomentar, como se ha hecho en otras ocasiones, el odio hacia el conquistador, insistiendo en que vino a llevarse toda nuestra riqueza y nos dejó sin nada, por lo que seguimos siendo pobres, ignorantes y atrasados, después de 530 años de la llegada de Colón a estas tierras. Por el contrario, debe aprovecharse para conocer las cosas como fueron, recordando que la historia tiene diversas épocas y que cada una de ellas está marcada por una forma de ser, pensar y actuar que es superada por las siguientes generaciones, a veces en menoscabo de lo más valioso que se tenía.
Y, por favor, señor viceministro, que antes que aprender náhuatl nuestros alumnos dominen bien el español. Es vergonzoso el pobrísimo vocabulario que exhibimos y la ausencia total de ortografía, incluso en los profesionales. Eso, sin hablar de la escasa lectura comprensiva de la mayoría.

El leer y el escribir está ligado al pensar. Y pensar es indispensable para poder resolver problemas.

Empresaria.

KEYWORDS

Enseñanza De Idiomas Idioma Opinión

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad