¿Y el nuevo Hospital Rosales? Pasa el tiempo y nada se oye

.

Feb 21, 2020- 17:35

Se trata de una solución puntual con categoría de remiendo como ha sido lo tradicional o enfoca el todo de la asistencia médica terciaria? ¿El programa de necesidades espaciales, el diseño y el modelo de funcionamiento se han sometido a la consideración de los usuarios, es decir, sectores médico, de enfermería, técnico y administrativo para escuchar sus opiniones, observaciones y sugerencias o se trata de un “diseño píldora” importado? ¿Son especialistas lo que están manejando y revisando este asunto o son aves de paso que solamente “tocan a oído”?

Cualquier solución que implique creación de infraestructura debe ser plenamente justificada y fundamentada por su alto costo y porque una vez construida no tiene marcha atrás y los gastos de operatividad se quedan para siempre. Un proyecto de tanta trascendencia, grande y costoso, que por cierto pagamos todos los salvadoreños con nuestros impuestos, es ideal que sea objeto de una cuidadosa y detallada planeación para luego costear cada uno de sus componentes.

No obstante, tal parece que en nuestro medio las cosas se hacen al revés, es decir, primero se consigue el dinero y después verán si les alcanza o sobra.

En El Salvador no podemos pensar en grandes complejos médico hospitalarios como los que funcionan en Boston, Chicago o Houston porque somos un país pobre con dificultades para la sostenibilidad aún de hospitales departamentales, con el complemento que la tecnología nos llega con cuentagotas.

En el país casi nunca se construyen nuevos nosocomios y la mayoría de acciones son reparaciones, ampliaciones y reconstrucciones no porque se cumpla un plan maestro de desarrollo, sino cuando vetustos caserones rebalsan y se vuelven insuficientes o cuando las instalaciones están a punto de colapsar después de un terremoto.

Si se desea crear una nueva infraestructura hospitalaria es preciso responder al menos las siguientes interrogantes: ¿Se ha definido la tipología como un subsistema de un sistema mucho mayor (Red de establecimientos)? ¿Se ha definido la zona de influencia y la cobertura real? De conformidad con el estudio de suelos, impacto ambiental, ingeniería vial y diferentes criterios de accesibilidad ¿Se ha seleccionado el sitio más adecuado para desarrollar el proyecto?

¿Se han calculado debidamente los volúmenes de camas hospitalarias censables y no censables fundamentándose en lo que necesita la población bajo responsabilidad? En el país existe 1.1 cama hospitalaria por 1,000 habitantes, relación que describe solo cómo estamos con ese recurso, porque el meollo del asunto no es lo que tenemos sino lo que deberíamos tener (Costa Rica, Panamá, México, etc. disponen de 2 o más camas hospitalarias por 1,000 habitantes). Para el cálculo de las camas correspondientes a la medicina terciaria naturalmente se utilizan otros parámetros.

¿Se ha formulado una oferta de servicios modernizada cuali y cuanti que permita abatir la sobredemanda actual y al menos reducir sustantivamente la brecha, además de proyectase para los próximos veinte años? ¿Se han realizado investigaciones sobre demanda y oferta fundamentadas en estadísticas fiables del último quinquenio que sirvan de insumo para dimensionar los diferentes servicios hospitalarios? ¿El centro quirúrgico, por ejemplo, será dimensionado tomando como insumo principal el comportamiento de la demanda quirúrgica del último quinquenio?

¿Se ha planeado un nuevo modelo de funcionamiento que disminuya los tiempos de atención al enfermo, incremente la eficiencia y mejore la calidad de los servicios? ¿Se ha previsto la modernización de los procedimientos para eliminar los pasos innecesarios, la burocracia, rezagos y demás obsolescencias?

¿El plan de equipamiento se ha elaborado de conformidad con criterios modernos o se continuarán usando equipos descontinuados o donados por inservibles? ¿Se dará cumplimiento a las normativas vigentes para cada etapa del proyecto o se harán del “ojo pacho” con algunas para ganar tiempo? ¿El desarrollo del proyecto está en manos de profesionales especializados en esta clase de obras o se utiliza lo que hay, incluso profesionales con experiencia en carreteras, cárceles y bóvedas?

 

*Médico

Te recomendamos
Consulta por teléfono sobre el subsidio de $300 ofrecido por el Gobierno ante emergencia
Marta, la vendedora que no recibió el bono de $300: “Grité por la angustia y decepción de no tener dinero”
Cómo identificar las diferencias entre el coronavirus, la gripe y las alergias
¿Cómo cortarte el cabello durante la cuarentena? Los mejores consejos para lograrlo
VIDEO: Alberto Laresca, el imitador salvadoreño de Selena Quintanilla

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad