NOTICIAS | Ley de compras públicasNOTICIAS | Multas de tránsitoNEGOCIOS | PensionesDEPORTES | Primera División

Arribando a "Irania", reino de todo lo perdido

.

Por Carlos Balaguer |

Las doradas arenas de Ym o Irania -el reino de Ira- brillaban bajo el ardiente sol equinoccial. Los dos viajeros arribaron a sus costas, después de cruzar el anchuroso Olín, el río del destino. Irania —reino de todo lo perdido— era en verdad un lugar desconcertante y feliz. Estaba cubierto a todo lo largo, por las flores que un día secaron bajo el sol y hoy eran eternas y perfumadas... Alumbrado, por nubes blancas y refulgentes que un día fueron lluvias que se disiparon sobre el campo. Así era la tierra de Ym. Irania, el feudo inverosímil de todo lo perdido. En el trayecto Ira fue explicando al desconcertado viajero de los planos de gacela, todo lo que ocurría en Ym. Algo parecido a lo que sucedía en el alma humana. “¿Ves ese chico que corretea feliz por la playa, detrás de su globo de colores? En vida fue un niño inválido, atado por siempre a una silla, como un pá- jaro sin alas, como un rayo de sol sin poder encender la aurora.” Una pareja de enamorados —sentados bajo una florida enredadera— vivían eternamente abrazados. “Esos amantes, atados felizmente uno al otro, fueron en su anterior existencia dos almas gemelas que la vida separó. Porque no siempre es la muerte quien nos separa de lo amado, sino el mismo andar y el mismo vivir sobre el erial: El Samsara o desierto de amor. El sórdido páramo que todo nos lo da y nos lo quita. Urbe desdichada de los desvanecidos y anunciados anhelos. Que roba al atardecer el perfume y la lozanía de las mismas flores tempranas que hizo nacer en el amanecer. De igual manera como nos quita de un solo golpe la eternidad de un día y la brevedad de un siglo.” (LVI) <de “La Esfinge Desnuda” -C.B.>

KEYWORDS

Filosofía Opinión

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad