Libertad y democracia

Ya queremos paz, ya queremos respeto, ya no queremos prepotencia. Que Dios ilumine a los que han sido elegidos para dirigir los destinos de la nación y que en sus sentimientos haya realmente amor, cariño, humildad, entendimiento y todos los demás valores que engrandecen a un ser humano

Mar 12, 2021- 16:29

El martes 10 de marzo de 1998 -hace 23 años- este amable matutino, El Diario de Hoy, me publicó un artículo titulado “Libertad y democracia”, que tiene relación con los valores humanos. Sí, porque la libertad es un valor, que libera de prejuicios, de ataduras y de sumisión al ser humano; y la democracia es el poder del pueblo, y sus funcionarios han sido elegidos por voto obtenido por sufragio universal.
El Diccionario esencial de la lengua española, de la RAE, Editorial Espasa Calpe, Madrid, España, 206, define así la palabra ‘libertad’:
“libertad: voz femenina que indica la facultad natural que tiene el hombre de obrar de una manera o de otra, y de no obrar por lo que es responsable de sus actos. 2. Estado o condición de quien no es esclavo. 3. Estado de quien no está preso. 4. Falta de sujeción y de subordinación. 5. En los sistemas democráticos, derecho de valor superior que asegura la libre determinación de las personas. 6. Licencia u osada familiaridad: ‘Me tomo la libertad de escribir esta artículo en El Diario de Hoy, porque es un periódico independiente, que se ajusta a la verdad de los hechos’” (el ejemplo es de mi autoría).
Y del término femenino ‘democracia’, este mismo Diccionario dice que es un valor que indica la doctrina política en la cual la soberanía reside en el pueblo, y que ejerce el poder por medio de representantes elegidos por sufragio universal. 2. Sistema de Gobierno fundado en esta doctrina”.
Sinónimos de libertad son: manumisión, emancipación, autodeterminación, independencia, voluntad, albedrío, rescate, franqueza, licencia, prerrogativa, excepción, privilegio, agilidad, soltura, facilidad. Y antónimos: sumisión, sometimiento, supeditación, dependencia, torpeza, limitación, opresión, coacción.
Y sinónimos de ‘democracia’: gobierno, república, liberalismo, pueblo. Y antónimos: tiranía, dictadura, autocracia, rebeldía.
La democracia es un don preciado que debemos apreciar toda la vida. Para mantenerla es menester un comportamiento digno, ajustado a los principios de la buena educación. Es necesario practicar los valores que dignifican y enaltecen a la personalidad, tales como el respeto, la comprensión, la dignidad, la honorabilidad, el compañerismo, la honestidad, la prudencia, la obediencia, la lealtad y la corrección en todas nuestras actitudes.
El respeto genera simpatía, admiración y sociabilidad. Enseñémosle al niño a respetar, tanto las cosas propias como las ajenas, a respetarse a sí mismo y a respetar a las demás personas.
Comprensión quiere decir entendimiento, armonía, sentir empatía. La comprensión es una de las bases fundamentales de las relaciones humanas positivas.
Y la dignidad es el valor que eleva el espíritu humano hacia los más altos ideales de libertad y democracia. El compañerismo debe entenderse como un modo de vida en armonía recíproca entre todos y cada uno de los miembros de una comunidad.
Estos valores deben cimentarse entre todos y cada uno de los políticos que habrán de dirigir los destinos de la nación, y que según las recientes elecciones para alcaldes, diputados y concejos han resultado elegidos en las votaciones del domingo 28 de marzo.
El pueblo entero espera de ellos, pues, un apego a la libertad y a la democracia de El Salvador, nuestro amado país, tan golpeado por la ignominia, el descalabro, la prepotencia y el irrespeto, según las notas periodísticas que a diario nos agobian, y que nos llenan de desesperanza y desilusión, incluso hasta con insultos y groserías hacia los propios comunicadores sociales.
Ya queremos paz, ya queremos respeto, ya no queremos prepotencia. Que Dios ilumine a los que han sido elegidos para dirigir los destinos de la nación y que en sus sentimientos haya realmente amor, cariño, humildad, entendimiento y todos los demás valores que engrandecen a un ser humano. Todo por la paz, la alegría y la prosperidad de nuestra querida patria, tan necesitada de políticos que la iluminen con una brillante luz de esperanza por el bienestar de la familia, de la comunidad y de la sociedad misma. Así sea.

Maestro, sicólogo, gramático

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 1 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones