POLÍTICA | Nuevo impuesto a segurosBukele | Reelección inconstitucionalNOTICIAS | Régimen de excepciónDEPORTES | Torneo Apertura 2022

Error 503: voto electrónico

Un posible error 503 no solo le dará más poder y control al mismo de siempre. Estamos hablando de una intromisión en resultados que por naturaleza responden a un llamado democrático. Esto sería una violación gravísima como resultado de algunos vicios digitales.

Por Andy Failer
Comunicólogo y político

Aplicar el voto electrónico para los comicios electorales de 2024 sería un gravísimo error. No hay capacidad, tiempo y tampoco confianza para que una decisión de esta magnitud garantice que el voto de los salvadoreños continúe siendo secreto y que el resultado de las elecciones sea legítimo. Una de las principales amenazas democráticas para El Salvador en el corto plazo es justamente el voto electrónico. Cuando navegamos por internet solemos toparnos con el común y famoso “error 503”, que simplemente significa que el servidor al que estamos intentando acceder no puede mostrarnos la información que estamos solicitando. Como ejemplo simple, ese es el posible escenario al que podríamos enfrentarnos en 2024. Las consecuencias de ello serían catastróficas.

No podemos ignorar que las elecciones de 2024 serán municipales, legislativas y presidenciales. Ya de por sí, solo las elecciones legislativas requieren de un esfuerzo monumental durante el proceso de escrutinio. Instalar un nuevo mecanismo por ley, sea este el voto electrónico o por internet como otros le han llamado, requiere de tiempo y organización de parte del equipo técnico que lidere el Tribunal Supremo Electoral. Meses atrás, magistrados de esta misma institución habían advertido que una ley de voto electrónico debería estar lista en mayo y que junio sería el tiempo límite para que su implementación cuadre con los tiempos necesarios antes de las elecciones. Hasta hoy se desconoce por completo la dinámica electoral que debería plantear este proyecto de ley.

La alertas rojas que resaltan en este debate no solo rondan alrededor del proyecto de ley. Hay otros temas que son centrales para esta discusión: el proceso de empadronamiento de los salvadoreños en el exterior y la circunscripciones a las que responderían los votos de esta incorporación al padrón electoral. En esto último recae, irresponsablemente, un tema político que sobrepasa lo electoral, partiendo que no se han realizado consultas ciudadanas adecuadas, las únicas consultas son las que los diputados oficialistas han realizado con sus bases partidarias en el exterior. Esto, además de ser poco ético, no es sustentable ni mucho menos integral para construir y reflejar el espíritu de una posible Ley. Detrás de estos sucesos puede haber una carga de intereses antidemocráticos, que no solo podría afectar a la oposición, sino también a todos los partidos políticos aliados del Presidente, los viejos y los nuevos.

Un posible error 503 no solo le dará más poder y control al mismo de siempre. Estamos hablando de una intromisión en resultados que por naturaleza responden a un llamado democrático. Esto sería una violación gravísima como resultado de algunos vicios digitales. Una cosa es jugar ajedrez con todas las reglas del juego a tu favor, pero tener la potestad de incluso mover a tu discreción las piezas del adversario rebalsa por completo el abuso político y electoral al que aspira el oficialismo. Los magistrados del Tribunal Supremo Electoral tienen el reto, siendo coherentes con lo que ellos mismos ya han expresado sobre los riesgos y límites de tiempo de una posible ley de voto electrónico, de ser firmes ante la Asamblea Legislativa y hacerles ver que para estas elecciones es demasiado alto el costo que podría pagar la democracia con un riesgo electoral de esta magnitud. En esencia, ese es el llamado que le compete a una institución como el Tribunal Supremo Electoral.

Este debate se agotará durante los próximos meses; una amenaza de error 503 no será solucionable el día de las elecciones. Esta lucha debe darse ya. Cuando una web nos refleja un error 503, normalmente debemos actualizar la página presionando F5. En el actual escenario nacional, debemos exigirle hasta la última gota de cansancio al Tribunal Supremo Electoral, que presionen F5 ya. No hay tiempo que perder con un debate que a todas luces conducirá hacia un terrible acto de inestabilidad democrática. Si queremos futuro, defendamos una elecciones legítimas y transparentes.

Comunicólogo y político

KEYWORDS

Elecciones Opinión

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad