“La tregua” y las próximas elecciones

La captura de David Munguía Payés es especialmente relevante en este contexto, ya que ilustra perfectamente los peligros de tener funcionarios leales al poder y no a la República, sin la preparación o trayectoria necesaria para desempeñarse satisfactoriamente.

Por Carlos Ponce
Criminólogo

Jul 28, 2020- 20:15

Durante las últimas semanas, personas preparadas, lúcidas y con un genuino interés por mejorar el país, han anunciado sus candidaturas para las elecciones de diputados y alcaldes. Esto llena de esperanza y entusiasmo. La alternativa es escoger a los impostores que participarán aprovechando la sed popular por una renovación en la política, pero cuya intención real es darles un brillo distinto a viejas mañas. La captura de David Munguía Payés es especialmente relevante en este contexto, ya que ilustra perfectamente los peligros de tener funcionarios leales al poder y no a la República, sin la preparación o trayectoria necesaria para desempeñarse satisfactoriamente.
La detención de Munguía fue bien recibida. No he visto, a parte de personas que tuvieron un nivel de participación en las picardías del exministro, comentarios que condenen o denuncien la captura. Sin embargo, si hay gente que se muestra escéptica. Algunos cuestionan el momento en que se dio la detención, argumentando que la Fiscalía instrumentalizó el caso para distraer la atención de la ciudadanía del desastroso desempeño del Ejecutivo, los casos actuales de corrupción y nepotismo, y los catastróficos resultados del Gobierno en las últimas encuestas. Otros opinan que todo es una ilusión, una maniobra con la que se presentará un caso endeble para que Munguía salga librado de una vez por todas.
Hay señales, no obstante, que nos deben generar optimismo. La primera es que distintas unidades especializadas de la Fiscalía participan en la investigación y persecución del caso. Esto es alentador, ya que sugiere que emplearán una buena cantidad de recursos y esfuerzos en esclarecer los hechos. Además, reduce las probabilidades de que se den arreglos bajo la mesa. La participación de múltiples dependencias establece un mecanismo natural de vigilancia y autocontrol en donde todos los involucrados se vigilan mutuamente y denuncian cualquier irregularidad para no ser señalados posteriormente. Otra buena señal es que se ha designado a un destacado grupo de abogados como encargados de presentar el caso de la Fiscalía. El equipo incluye a personas con notorias trayectorias y vasta experiencia que han demostrado su agudeza y profesionalismo en repetidas ocasiones.
Un elemento que debe considerarse es que la opinión ciudadana sobre el desempeño de la Fiscalía no está en su mejor momento. La crítica más común es sobre su falta de actuación en hechos que involucran a funcionarios actuales. Muchos reclaman una actuación más visible y contundente en los casos de posible corrupción y nepotismo que han sido puestos al descubierto por investigaciones periodísticas, como las que revelaron “la tregua” de Munguía Payés.
La Fiscalía tiene la oportunidad de montar un caso sólido en contra del exministro, con evidencias irrefutables que revelen la verdad de los hechos que se dieron en el marco del oscuro pacto con delincuentes. Así la Institución puede recuperar la confianza ciudadana. Si no lo hace, las críticas y escepticismo que tanto daño le hacen a su trabajo seguirán creciendo.
Algunos podrán decir que la Fiscalía no está participando en una competencia de popularidad o que el trabajo no se hace para caerle bien a la gente. Sin embargo, esta postura simplifica una dinámica compleja y desestima la importancia de la confianza ciudadana en el trabajo de la Fiscalía. Si la gente no confía en el trabajo de la Institución, es menos probable que denuncie la comisión de delitos, colabore en investigaciones o participe en los procesos judiciales.
Sin embargo, el impacto sobre las próximas elecciones es el principal beneficio que un buen desempeño en este caso puede generar. Las negociaciones entre políticos y pandilleros siguen. El caso de Munguía tiene el potencial de convertirse en el hilo que lleve a descubrir las redes que conectan a funcionarios con estructuras criminales.

Criminólogo.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 3 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones