ESPECIAL | Mes del orgullo LGBTIQ+ EEUU | Prohibición del abortoNOTICIAS | Testimonios de reosNOTICIAS | Influenza y Covid

Un tema muy grave pero que no se comenta

A los católicos nos piden que oremos siempre a Nuestra Señora de Fátima por la intención de que el islam no dañe nuestra fe sino, por el contrario, se incorpore a ella, reconociendo a Dios Verdadero y a Su Hijo Jesús.

Por María Alicia de López Andreu
Empresaria

Hay infinidad de graves señalamientos que hacer al Confeso Dictador. Sin embargo, me abstendré de hacerlas porque deseo compartir mi preocupación sobre un tema que no se comenta: el de la infiltración del islam en nuestra tierra, que ha sido - y sigue siendo- primordialmente cristiana.
Respeto la libertad de culto, protegida por nuestra Constitución. No comprendo cómo alguien con raíces occidentales puede entregarse a creencias tan diferentes como las que infunde el islam, pero eso incumbe a cada quien. Sí preocupa el auge que el islam está adquiriendo en nuestro país, con un enorme apoyo financiero, que no sabemos de dónde procede. Eso sí nos incumbe a todos, especialmente ahora que la obtusa “ley del bitcoin” nos ofrece en bandeja para que ingresen fondos de mala procedencia, fondos que, por su misma naturaleza, impiden su trazabilidad e identificación.
Pero, aparte de señalarlo, ¿qué hacer? Los católicos podemos hacer mucho, especialmente durante este mes, dado que el 13 de octubre se conmemora la última aparición de la Virgen de Fátima a los pastorcitos Lucía, Jacinta y Francisco. Así lo reconoció, desde 1952, el Venerable Fulton J. Sheen (https://www.produccion-animal.com.ar/temas_varios/temas_varios/46-Maria_y_Los_Musulmanes.pdf.)
¿La razón?
El Corán contiene muchos pasajes concernientes a María Santísima. Ejemplos: reconoce su Inmaculada Concepción y su parto virginal. En el tercer capítulo describe la genealogía de María remontándose a Abraham, Noé y Adán. Describe la avanzada edad y esterilidad de la madre de María (Ana) y, cuando finalmente concibe, Ana proclama, según el Corán: “Oh Señor, te ofrezco y consagro a ti lo que ya está en mí. Acéptalo de mí”. Y al nacer María, su madre exclama: “¡Y yo te la consagro con toda su descendencia bajo tu protección, ¡Oh, Dios, ¡contra Satanás!”. El Corán también contiene versos sobre la Anunciación, la Visitación y el Nacimiento, además de pinturas de Ángeles acompañando a María y diciendo: “Oh María, Dios te escogió y purificó, y te eligió sobre todas las mujeres de la tierra”. Y en el decimonoveno capítulo, existen 41 versos sobre Jesús y María.
María es para los musulmanes la Sayyida o Señora. Solamente puede rivalizar con Ella Fátima az-Zahra (en árabe, “la luminosa”) hija de Mahoma y de su primera esposa, Jadiya, y transmisora de la sucesión consanguínea de éste. Cuando Fátima muere, Mahoma escribió: “Tú serás la más bendita entre todas las mujeres del paraíso, después de María”.
En el siglo XII, mientras ejércitos cristianos luchaban por tomar ciudades de España y Portugal ocupadas por musulmanes, Gonzalo Hermigues y sus compañeros capturaron a Fátima, una princesa musulmana. Gonzalo y Fátima se enamoraron y casaron (ella tomó el nombre cristiano de Oureana) y, en honor a esta princesa, hay ciudades portuguesas que reciben tanto el nombre de Fátima como de Ourém.
En 1917, cerca del pueblito de Fátima, en Portugal, Nuestra Señora se aparece a los tres pastorcitos, estableciendo un vínculo muy importante entre la Madre de Jesús y la hija de Mahoma. Por eso, a los católicos nos piden que oremos siempre a Nuestra Señora de Fátima por la intención de que el islam no dañe nuestra fe sino, por el contrario, se incorpore a ella, reconociendo a Dios Verdadero y a Su Hijo Jesús.
Oremos para que Nuestra Madre Santísima nos conserve –a cada uno y a nuestra nación- fieles a nuestra fe.

Empresaria.

KEYWORDS

Cristianismo Islam Opinión

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad