Oportunidad de oro

.

Feb 29, 2020- 22:13

Señores Diputados de la Asamblea Legislativa: Como todos ustedes saben, las crisis deben considerarse como oportunidades para alcanzar el éxito. Y después de la vergonzosa experiencia del 9F por el comportamiento arbitrario e intolerante de nuestro presidente, ustedes deben aprovechar esta oportunidad para mejorar su tan desprestigiada imagen, con vistas a las elecciones del 2021.

El presidente y sus asesores creyeron que la mejor manera de lograr la aprobación exprés de los $109 millones, era aprovecharse de la mala imagen que ustedes tienen ante la población que los eligió. Frecuentes ausencias a las comisiones y a las plenarias.

Presentarse sin haber leído siquiera, y menos entendido, los proyectos de ley, que muchas veces son rechazados por visos de inconstitucionalidad. Mal uso de los recursos del estado, en viajes de turismo con derroche de viáticos.

Costosos almuerzos de trabajo muy poco rentables, bonos anuales inmerecidos, seguros médicos, vehículos de lujo, numeroso personal de seguridad para ustedes y sus familias, que también son empleados para trabajos particulares, uso indebido de sus suplentes y una larga lista que los votantes rechazan.

Esto fue el blanco perfecto de la estrategia presidencial. Aprovechar el descontento popular para acusarlos de no interesarse por la seguridad de los salvadoreños prefiriendo tener tratos con las maras, movilizando a empleados públicos y a los lacayos de NI para formar una fuerza de choque frente a las instalaciones de la Asamblea, azuzados por la venenosa verborrea de Araujo, mientras él irrumpía en el Salón Azul, fuertemente custodiado por militares armados, pretendiendo presidir una plenaria para obligarlos a aprobar el préstamo.

Al no lograrlo, arengó al grupúsculo que permanecía afuera y se comprometió a conseguir que el domingo próximo, los diputados cumplirían con su exigencia, asegurando que después de las próximas elecciones, la Asamblea Legislativa completa sería de color golondrino.

Tienen ustedes, diputados de todos los partidos, un año para lograr que el pueblo vuelva a creer en ustedes, cumpliendo con su deber y actuando como una oposición constructiva e inteligente. Tanto ARENA como el FMLN tienen mucho de que arrepentirse, pero este es el momento de demostrar que sí les interesa que vivamos en una verdadera democracia.

Muy importante será la selección de quienes van a presentar como candidatos a diputados. Personas inteligentes, profesionales honrados con verdadero espíritu de servicio, que no tengan demandas o juicios pendientes, y no aquellos que generan más votos. Una vergüenza son los tres diputados de ARENA que se dedican a hablar mal de su partido, esperando ser expulsados, para así ponerse a las órdenes de Bukele y formar parte de su nueva Asamblea.

Hay que aguantarlos, para que, al terminar su período, no puedan afiliarse a otro partido, porque lo prohíbe la ley contra el transfuguismo. Busquen la renovación interna del partido, con un COENA con visión de futuro, para recuperar el prestigio perdido.

Deben ser cautelosos para dar sus votos, y evitar los arreglos bajo la mesa que no son más que chanchullos turbios. Cuiden mucho el estudio del tan discutido préstamo de los $109 millones, para no caer en el eterno vicio de aprobar lo que antes criticaron porque hubo razones de maletín negro, que los convencieron.

Es un trabajo arduo porque son ya muchos años de malas costumbres, pero deben estar conscientes que nos jugamos el futuro de la República, tan en peligro en estos momentos. Si los partidos que hoy forman la Asamblea no logran redimirse ante la población y volver a recuperar su confianza para conseguir sus votos, ustedes serán los responsables de que perdamos nuestra democracia y caigamos en una dictadura.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad