Impacto sicológico de la cuarentena

Recomiendo que el Estado salvadoreño, en medio de la emergencia, inicie un plan de atención y asistencia de salud mental principalmente para los grupos sugeridos más no únicos a incorporar, y de igual manera implementar programas de asistencia para los ciudadanos en los hogares.

Por Ricardo Sosa
Experto en seguridad y crimino

Mar 23, 2020- 17:49

El virus COVID-19/SARS-COV-2 ha provocado que en muchos países se decreten medidas de cuarentena domiciliar nacionales o por regiones, o en centros de contención para contener la pandemia y limitar la distancia social, afectando el diario vivir.
Por ende, hay un quiebre de las rutinas personales, familiares y de trabajo, por lo que ya se revisan una series de estudios e investigaciones como en Reino Unido, España, colegios y asociaciones de psicología y colegios de criminología con enfoques de prevención en España, sobre los efectos a corto y mediano plazo que representan un confinamiento en casa que es de lo que se dispone, y que deben ser considerados para tomar decisiones o hacer las correcciones sobre la evidencia que se dispone.
Las investigaciones determinan sin ninguna duda que suele ser una experiencia desagradable para quienes son sometidos, ya que existe en primer lugar una separación de su grupo familiar y amigos, restricción a su libertad de movimiento y reunión, dudas, incertidumbres, problemas o situaciones que se encontraban en proceso de atender personales, familiares o de trabajo, por lo que debe atender el factor psicológico y de ser necesario psiquiátrico en los centros de contención y muy pronto en los hogares salvadoreños.
No hay duda de que las disposiciones en El Salvador demuestran estadística y epidemiológicamente que se han tomado decisiones acertadas y con anticipación sobre países denominados de Primer Mundo. Pero tampoco podemos ignorar que ningún país estaba preparado para cuarentenas nacionales, y hay aspectos que se deben mejorar, corregir y atender por un equipo multidisciplinario que pueda proponer y recomendar al Ministerio de Salud para que reciba la autorización del gabinete de salud y presidencia.
Lo más afectados son los que se encuentran laborando en el área y sistema de salud nacional y privado. No son súper mujeres y hombres que no tienen sentimientos de temor, ansiedad, agotamiento, falta de concentración, signos y síntomas que pueden generar estrés postraumático y depresiones que los lleve a condiciones de irritabilidad, ira y frustración. En segundo lugar sugiero el grupo formado por el personal de la Policía Nacional Civil, Fuerza Armada, Centros Penales, Cuerpo de Agentes Municipales, fiscales, Instituto de Medicina Legal, Bomberos, Comandos de Salvamento, Cruz Roja y otros; ambos grupos están en contacto con personas posibles portadoras, en observación, enfermos o en contacto cercano, brindando su servicio y asistencia a los salvadoreñas y salvadoreños, no hay problema que puedan sentir miedo a infectarse y contagiar a sus familiares o compañeros y compañeras. Un tercer grupo los funcionarios que no están exentos.
Los efectos en la salud mental pueden producirse a partir de tres años posteriores a la exposición y en algunos casos afectarles al momento de su retiro.
Recomiendo que el Estado salvadoreño, en medio de la emergencia, inicie un plan de atención y asistencia de salud mental principalmente para los grupos sugeridos más no únicos a incorporar, y de igual manera implementar programas de asistencia para los ciudadanos en los hogares. El Salvador dispone de los medios de comunicación nacionales como canal diez y Radio Nacional El Salvador por los cuales se pueden transmitir programas, consejos, atención de llamadas, notas de voz, redes sociales donde se brinde asesoría por profesionales del equipo multidisciplinario, y solicitar a los medios de televisión, radios, prensa y digitales su apoyo y difusión.
Al salir de la emergencia Nacional será importante mantener y sostener el apoyo a la salud mental, ya que tendremos que enfrentar desafíos económicos, falta de trabajo, estigmas para los operadores que laboraron en la emergencia. Cuidemos a los que nos cuidan.

Experto en Seguridad y Criminología.

Te recomendamos
Consulta por teléfono sobre el subsidio de $300 ofrecido por el Gobierno ante emergencia
Marta, la vendedora que no recibió el bono de $300: “Grité por la angustia y decepción de no tener dinero”
Cómo identificar las diferencias entre el coronavirus, la gripe y las alergias
¿Cómo cortarte el cabello durante la cuarentena? Los mejores consejos para lograrlo
VIDEO: Alberto Laresca, el imitador salvadoreño de Selena Quintanilla

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad