NOTICIAS | El Chaparral ESPECIAL | Mes del orgullo LGBTIQ+ NOTICIAS | Megapenal San Vicente EEUU | Prohibición del aborto DEPORTES | Selecta Sub-20

Ante la crisis del cambio climático

.

Por Adriana Delgado
Estudiante de la ESEN

Frecuentemente escuchamos acerca de los peligros del cambio climático y vemos cómo se nos recuerda la urgencia de abordar este tema para asegurar la calidad de vida de las futuras generaciones. Nos encontramos bombardeados por publicidad, posts en redes sociales y productos en los supermercados que prometen ser alternativas más eco-amigables y sostenibles, con lo cual podemos reducir nuestro impacto al medio ambiente. Siempre que se habla acerca del tema de la contaminación, la conversación se centra en cómo nosotros como consumidores comunes jugamos un rol clave en el plan de rescate ambiental, simplemente adjudicándonos mayor responsabilidad a nosotros los individuos y nuestras elecciones de compra, absolviendo de cierta carga a las industrias más contaminantes.

Si bien todos nosotros influimos en la problemática de la contaminación, es importante reconocer a los principales causantes de este significativo daño ambiental, el cual puede tener consecuencias irreversibles en los próximos años si no se trabaja por reducir o contrarrestar. La realidad es que solo 23 naciones desarrolladas son responsables de la mitad de las emisiones de CO2 , mientras el 71% de las emisiones a nivel global son atribuibles a solo 100 empresas de combustibles fósiles y energía. Es decir, unos pocos autores son los mayores responsables del problema que enfrentamos; sin embargo, los países subdesarrollados son quienes vivirán las consecuencias con mayor dificultad.  América Latina es una de las regiones más vulnerables a los efectos del cambio climático debido a la desigualdad y alto nivel de pobreza.

El Panel Intergubernamental del Cambio Climático, conocido como IPCC, señaló que, de no reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, se verá un aumento en las sequías, epidemias y una mayor dificultad de acceso al agua. Este último principalmente preocupante para El Salvador, país con un sistema de salud precario y con fuerte dependencia a los productos agrícolas. Según el IPCC, dichos efectos pueden provocar una disminución de la producción agrícola, la cual puede resultar en la reducción del rendimiento de arroz en un 23% y de entre 4% a 21% para el maíz en Centroamérica al 2050. Estas cifras son muy alarmantes para países de la región puesto que los ingresos de muchas familias, especialmente aquellas de bajos recursos, se pueden ver comprometidos y su salud, vulnerada. Cada vez la crisis climática representa una amenaza más grande; postergar conversaciones y acuerdos para implementar un verdadero cambio solamente complica dichos efectos.

Escuchar datos como estos puede ser un tanto desalentador, ya que nos damos cuenta de que realizar cambios en nuestras acciones como individuos contrarrestan en tan solo una fracción el daño que las grandes empresas y naciones causan en minutos. Sin embargo, es importante que nos alejemos de la mentalidad conformista y no nos declaremos por vencidos. Es mejor ver de qué manera ayudamos y somos agentes de cambio en nuestra comunidad y a nivel nacional, en vez de dejar nuestro futuro y el de las nuevas generaciones en las manos de otros. Si todos pensamos que alguien más se preocupara de este problema, las cosas nunca cambiarán.

Ya que como individuo el impacto que podemos llegar a tener es bastante reducido, es importante buscar un cambio institucional y legislativo.  Esto se puede lograr por medio de nuestros gobernantes y al exigir aún más la inclusión de temas del cuido de medio ambiente en la agenda de gobierno, para que poco a poco se genere un impacto positivo, real y a una escala más grande. Además, al trabajar para que el cuidado del medio ambiente sea una prioridad, regulaciones más estrictas pueden ser implementadas para proteger a las comunidades más vulnerables y al ecosistema. Finalmente, y en la medida de lo posible, es muy importante trabajar por no contribuir más a este problema por medio del cuido del agua; la reducción, separación y reciclaje de desechos; la abstención de botar la basura en las calles, práctica extremadamente común en el país; entre otras cosas. Debemos ser esa voz entre nuestros familiares y amigos que constantemente reitere acerca de la importancia del cuido del medio ambiente. Así, poco a poco, se pueda hacer conciencia acerca de la contaminación y de la gravedad de la crisis climática, así como también generar interés por estos temas alcance en más personas. Es un problema que nos afecta a todos ya que nuestro hogar está en peligro.

KEYWORDS

Cambio Climático Opinión

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad