EE.UU. | Huracán IanNOTICIAS | Régimen de ExcepciónBukele | Reelección inconstitucional NEGOCIOS | Compra de bonos

El hombre destruye sus sueños, generalmente despierto

Por Carlos Balaguer |

El Hombre destruye sus sueños, generalmente despierto. Puede abrir sus ojos, pero sin despertar a la vida, destruyendo en su letargo lo más amado y valioso. Muchos irán por el mundo mirando sólo superficies, siluetas, materias y rascacielos, pero sin ver el interior del alma humana y el rumbo de sus sueños. Son aquellos que duermen “despiertos”. Similares a los animales que duermen con los ojos abiertos como la lechuza, delfines, antílopes, cabras, bueyes… La diferencia en éstos es un reflejo defensivo de vigilia y autoconservación. En el humano es a causa del adormecimiento de la conciencia y del espíritu. “A quienes no quieran cambiar, déjalos dormir” dice Rumi, el sabio persa, agregando: “Este lugar es un sueño. Sólo alguien dormido lo considera real. Luego llega la muerte como el amanecer y te despiertas, riendo de lo que pensabas era tu sufrimiento.” La misma “Bella Durmiente Civilización del S. XXI” admira el brillo del oro, pero no el de las estrellas ni del mirar de quienes sufren o aman. “Lo esencial es invisible a los ojos” escribe Antoine de Saint-Exupéry, aludiendo que el verdadero valor de las cosas no siempre es evidente. ¿Hasta cuándo llegará el despertar del amor, la paz y la libertad de nuestra civilización suicida? (Libros Balaguer: arteditores7@gmail.com)

KEYWORDS

Arte Filosofía Opinión

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad