SALUD | Viruela del mono TRENDS | Johnny Depp vrs. Amber HeardDEPORTES | Torneo Clausura 2022

¡Año Nuevo: vida nueva!

.

Por Carlos Alberto Saz

Hoy domingo 2 de enero ha iniciado un nuevo año, el año 2022, que debe ser de ilusiones, de pensamientos positivos, de perdonar a quienes nos han ofendido, de hacer la paz con todos.

Y como dice el dicho popular: Año nuevo: vida nueva, es decir que para todos debe ser una nueva vida, una vida llena de esperanzas, una vida más productiva; una vida, en fin, en que nuestros propósitos deben cumplirse: mayor energía en el trabajo, mejores relaciones con nuestros semejantes, mejores aspiraciones, mejores ideales en procura de una vida más saludables.

Iniciemos, pues, un año en el que, durante los doce meses venideros, abramos nuestro corazón a nuestros seres queridos, en aras de la paz, la confraternidad y el respeto hacia la familia.

2022, que no debe decirse “veinte veintidós”, será un año en que el país debe mejorar en todo: en comercio, en exportaciones, en la educación escolar, en que rebajen los precios de los productos de la canasta básica (que hasta hoy han subido considerablemente); un año en que los personeros del Gobierno de turno se pongan la mano en la conciencia para ejercer sus funciones con seriedad, con responsabilidad, con miras hacia una nación en la que se respeten los derechos humanos, en la ejecución de una auténtica democracia, sin estar discutiendo cosas baladíes que en nada favorecen a la paz tan deseada en este suelo nuestro, resquebrajado por caprichos, por ideas en las que se muestra un autoritarismo obcecado que oscurece la tranquilidad de nuestra amada patria, El Salvador, tierra de bellos paisajes, de playas hermosas y de gente realmente laboriosa.

Finalmente, debe ser un año en que, quienes escribimos para los medios, defendamos la democracia, defendamos el libre pensamiento, defendamos la libertad de prensa, que en estos momentos está cuestionada por los personeros del Gobierno.

Bueno, casi todos sabemos que enero es dedicado al dios Jano, Y al respecto veamos lo que dice el lexicólogo doctor José Calles Vale, en su libro “Origen de las palabras estrafalarias”, Editorial LISBA, Madrid, España, 2002:

“Téngase en cuenta, como aseguraban los antiguos, que enero es la puerta del año. Debía, por tanto, este mes, estar dedicado al dios Jano”.
“Jano es el dios de todo comienzo y se invoca al amanecer. Se le dedica el primer mes, y su objeto predilecto es la puerta. Su templo siempre permanecía con las puertas abiertas para que favoreciera a los romanos.

Sus símbolos son la llave y el báculo. Se representaba a este dios con dos caras, y esto convenía mucho al mes de enero, porque con un rostro observaba el año que se va, y con el otro enfrentamos la nueva vida del año nuevo”.

“Desde muy temprano, allá por el siglo XI encontramos en castellano formas y variantes como “yenair”, “fanero”ianer”, “jenero”, y en el siglo XVII, ya enero. Dos cosas hay que tener presente, según la tradición: que hay que tomar alimento caliente y que no se puede uno levantar de la mesa sin sed. Y un proverbio: ‘El pollo de enero, a San Juan es comedero’ “.

Y recuerde siempre sobre “La cuesta de enero”, que significan los gastos que hay que hacer en este mes, después de gastar el salario y el aguinaldo anteriores en precios de la cena navideña, los estrenos, viajes y otras cosas. Y hoy, enero, estamos con las bolsas vacías. Véase, al respecto, la singular caricatura de Alecus, en EL DIARIODE HOY del miércoles 29 de noviembre de 2021.

¡Feliz Año Nuevo, estimados lectores de EL DIARIO DE HOY! Y adelante con nuestras aspiraciones. Sólo así podremos superar. ¡Sí, señor!

KEYWORDS

Año Nuevo Opinión Vida

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad