Tratando de entender…

Por Pedro Roque

Feb 09, 2019- 22:01

Al margen de los números que sin lugar a dudas son ciertos y legales, para aclararme sobre los resultados del domingo pasado, dediqué una tarde a recordar y leer lo que ha venido sucediendo en otros países con la democracia y bipartidismo en los últimos quince años…

En mayo de 2017, Emmanuel Macron, primero con su movimiento “En Marche” y luego partido “La Republique en Marche”, sorprendió a Europa y al mundo con una gran victoria sobre el partido populista y de extrema derecha “Frente Nacional” de Marine Le Pen.

En España, a partir de la transición democrática a mediados de los Setenta, han gobernado tres partidos: el Centro Democrático y Social (CDS), que desapareció, y hasta hoy el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y el Partido Popular (PP). Los gobiernos de los dos partidos tuvieron como denominador común grandes escándalos de corrupción, y no de cientos de millones de dólares como aquí, sino de miles de millones: 4,150 millones de euros en los últimos 10 años, según El Mundo y ABC.

La crisis de 2008 y el llamado de Stéfhane Hessel a la juventud, en su manifiesto “Indignaos”, concluyó con el “movimiento de los indignados” el 15 de mayo de 2011. Una sentada y acampada en la Plaza del Sol en Madrid y en las plazas céntricas de Barcelona, Valencia y otras ciudades.

Como en esos días yo estaba en Valencia, acudí a la Plaza del Ayuntamiento a observar y encontré acampados grupos de jóvenes con laptops que mandaban continuamente mensajes… Ahí entendí la importancia de la comunicación viral para los movimientos políticos. Hablé con algunos participantes sobre sus motivaciones y sus respuesta contundente fue: Queremos más democracia, estamos hartos de la corrupción y que todo dependa del bipartidismos del PSOE, el PP y de los grandes bancos.

En 2014 aparecen nuevos movimientos y el partido “Podemos”, liderado por catedráticos universitarios que se posicionaron a la izquierda, reivindicaban la lucha contra las desigualdades sociales y apelaban a un reparto más equitativo de la riqueza. Se dijo en su momento que asesoraban a Chávez y cobraron grandes cantidades… Pues aprovechando la “volatilidad del voto” de la gente ya harta de la corrupción, llevó a Podemos al Congreso y al Parlamento Europeo y ahí siguen, aunque hoy desgastados por el desengaño de sus votantes siguen participando en las decisiones políticas.

En Alemania, también ha disminuido el poderío del bipartidismo de la Social Democracia (SPD) y Unión Demócrata Cristiana (CDU). Empezó con “Los Verdes”, luego con ADF, Alternativa para Alemania y FDP Partido Democrático Libre. Hoy gobierna Alemania la “Coalición Jamaica”, que se llama así por estar compuesta de los partidos SPD, CDU, FDP y Los Verdes, cuyos colores coinciden con la bandera de Jamaica.

Y si buscan más información en Latinoamérica y los países del Este democráticos después de la URSS, verán que también han nacido y están creciendo nuevos partidos para ampliar la democracia más allá del bipartidismo.

¿Y que pasó aquí?… Pues que todos los que directa o indirectamente apostamos por el candidato que perdió, observadores, analistas y editorialistas, nos “fuimos en Chicagüita” y nos sorprendió, lo supuestamente inesperado… Como dice el Chapulín Colorado: ¡No contamos con la astucia de una gran parte de los votantes, que hartos de la corrupción de los dos partidos y para rechazar el bipartidismo votaron por el que ganó! Y otro tanto, porque son sus seguidores.

Lo que extraña de los dirigentes de los dos partidos, que esta semana asumieron su responsabilidad, es que seguían creyendo que eso aquí no sucedería. Otra cosa ya advertida, que se demostró, es que hoy y en el futuro, en el comercio y en la política, quien mejor maneje las redes sociales “vende más”…

Ingeniero
pedroroque@metdopr.com

Te recomendamos

Noticias La inspiradora historia del chef salvadoreño que ganó la lotería en EE. UU.
Noticias Las ventajas y desventajas de alquilar una casa
Noticias ¿Sabes quién diseñó los planos del Hospital Rosales?