Una entrevista de trabajo es mucho mejor

Ene 11, 2019- 21:14

El pasado miércoles escuché radialmente las interesantes intervenciones de Roberto Rivera Ocampo, de VAMOS; Karina Sosa, del FMLN, y Carmen Aída Lazo, de la coalición ARENA/PCN/PDC/DS, candidatos a la Vicepresidencia. Realmente no fue un debate, sino una “entrevista de trabajo”, ya que solo el moderador hizo todas las preguntas (faltaron repreguntas). Bien hecho. Cuando se permite la discusión entre candidatos, generalmente se luce el más cínico, no el más capaz. Por mi formación empresarial lo que me interesa es conocer cuán capacitado está alguien para desempeñar determinado cargo y ese objetivo se cumplió ampliamente.

Roberto Rivera Ocampo, en su primera intervención (relativa a seguridad), tuvo algunas buenas propuestas, buen cierre, pero su reiterada posición de “comenzar de cero” no tiene sustento. Nuestro país ha sufrido demasiado para desperdiciar toda la experiencia vivida. Debemos exprimir cada trago amargo para eliminar lo malo, cambiar lo que no funciona y mejorar lo bueno. Posiblemente el candidato Rivera Ocampo estuvo demasiado tiempo fuera de nuestro país y no comparte el valor de las vivencias, buenas y malas, que llevamos a cuestas.

Karina Sosa, en sus presentaciones televisivas, muestra siempre un gesto que le resta simpatía (“como que está oliendo feo”, diría mi padre). En cambio, radialmente la escuchamos con muchísimo agrado, tiene una linda voz, modula muy bien, tiene gran facilidad de expresión. Desempeñó excelentemente su papel asignado: propagandista de los gobiernos del FMLN. Enumeró infinidad de programas supuestamente ejecutados, que si fueran tan maravillosos como los nombres que ostentan, su partido habría arrasado el pasado 04/03/2018. Mostró gran capacidad defendiendo lo indefendible, como el apoyo “al diálogo” en Cuba, Venezuela y Nicaragua; también asegurando que habían acatado sin berrinches los fallos de la Sala de lo Constitucional, cuando todos vimos a miembros de su partido, desde Sánchez Cerén para abajo, emitir incluso amenazas a los exmagistrados cuando sus sentencias no les favorecieron. Obvió que fue su gobierno quien hizo caer en mora, internacionalmente, a El Salvador, causándonos un daño del que todavía no nos reponemos. Gran participación, Karina, pero conocemos la realidad.

Carmen Aída Lazo fue capaz, atinada, concreta, bien fundamentada. Posee el don de explicarlo todo haciendo fácil lo complicado. Se centró en lo que efectivamente podrá realizarse desde el Ejecutivo, sin pajas. Opino, tras esta “entrevista de trabajo”, que ella llenará las más altas expectativas para el cargo de Vicepresidente. ¡Contratada!

¿Y qué del ausente Félix Ulloa? La Página informó que el día del debate Ulloa declinó participar “porque los organizadores no le permitieron que hablara sobre el tema de una concesión del Estado”. Cierto, Ulloa se autocalificó de “topado” en matemáticas, pero ignorar dónde, cómo y a quién hacer sus reclamos, es demasiado. Su jefe tampoco asistirá al debate presidencial del 13/01/19, temeroso de mostrar su absoluta incapacidad. Los golondrinos han montado su propio evento bufo, carnavalesco, en el que nadie les haga sombra ni preguntas que exigen conocimiento e inteligencia. Esperemos en Dios que eso abra los ojos de muchos que todavía están ciegos y sordos.

Los demás veremos a los candidatos que, participando en los debates, nos muestran a los salvadoreños que nuestro país sí les importa.

Empresaria

Te recomendamos

Noticias Mandala Eco Villas, el lugar perfecto para relajarse
Noticias Familia salvadoreña recorre el país en su combi llamada Kike
Noticias Maestro por la mañana y vendedor de dulces por la tarde, así se gana la vida Vicente Vásquez