×

Síguenos en

Ley Seca

Por Carlos Alfaro Rivas

Mar 05, 2018- 20:43

Está en juego nuestra libertad pero el trending topic de la semana pasada fue la ley seca, vil reflejo de lo hastiado que estamos con la política.

La verdad es que a todos nos conviene oxigenarnos del circo electoral por lo que, en lo que cuentan y recuentan los votos, aunque no seamos abogados, platiquemos de tan discutida ley.

Para renovar el DUI, nos esperamos hasta el último día, pero para aperar el bar, hombre prevenido vale por dos. Desde el martes, previo a las elecciones del domingo, se incrementó el tráfico masculino en sus salas, con tal flujo que tuvieron que limitar la oferta para no quedar de pajeros.

Pajeros son los chichipates; y chistosos también. ¡Jua Jua a la entrevista de 4 Visión, a unos personajes como los de RUZ! Uno andaba en tal cirindanga que al preguntarle sobre las elecciones, entendió la Selección, y dice a hacerla pedazos. Otro se pasaba la ley seca por un lugar oscuro, ni sabía qué era eso. Otra, en inglés, coqueteando con el camarógrafo. ¡Sí que somos ocurrentes! Ya me dio ganas de cantar “yo soy guanaco, sí, señor, guanaco soy, nada es mejor”.

¿Valdrá la pena la ley seca? Veamos:
Traté, sin éxito, de averiguar desde cuándo, 48 horas antes y 24 horas después de un evento electoral, nos prohíben vender y tomar bebidas alcohólicas.

Debe ser una ley de los tiempos de la famosa prohibición gringa cuando, entre 1920 y 1933 era prohibido el alcohol para “mantener y defender la moralidad puritana de la población anglosajona”. “Lo mismo que está haciendo Trump, solo que él si deja chupar”, grita la lorita Pepita.

Entiendo la lógica, pues los salvadoreños somos bochincheros, más aún cuando agarramos avión. El punto es decirle SÍ a la ley seca, siempre y cuando tenga más positivos que negativos, y viceversa.

Trending topics son los temas con mayor diálogo digital en las múltiples redes. No solo alborotan tsunamis de comentarios, también llueven los memes, o chistes animados, como los de la ley seca. El que más me hizo reír fue la foto de un policía seco, seco, puro Cantinflas en tiempos de hambre. “A mí me gusta la del chichipate que ordena: ¡A bebeeeerrrr!”, se carcajea la lorita Pepita.

Sería interesante ver una gráfica que muestre el efecto de la ley seca en la demanda que despierta por el alcohol, la semana previa a su vigencia. Se me hace que veríamos una flecha ascendente, vil reflejo de que para los guanacos, cualquier excusa es buena. Con razón, gracias a la ley seca, fue un fin de semana de reuniones, no en el bar pero si en domicilios.

Dice la PNC que a los que rompen la ley, les aplican multas que van desde los $ 114.28 a los $ 1,142.85. Si se pregunta de dónde sacan estos ridículos montos centaveados, les cuento que vienen de 2001, año en que el dólar le dio jaque mate al colón, cuando el cambio era 8.75 colones por dólar. La multiplicación nos da una multa de entre 1,000 y 10,000 colones.

Sería interesante un reportaje sobre las multas aplicadas entre las medias noches del viernes al lunes. No creo que muchas.

Así comprobaríamos si la ley seca fue efectiva, o no, en frenar el consumo de alcohol; y si hubo, o no, ingresos para la PNC. Analicemos también la ganancia previa, y pérdida durante, de todas las empresas que distribuyen bebidas alcohólicas.

Si la demanda realmente no se frenó, hubo muy pocas multas y la pérdida durante, es superior a las ganancias previas, suficientes argumentos para que la nueva Asamblea le dé en la nuca a la ley seca.

Claro, luego de tantísimos temas que requieren de nuestra atención, como la crítica elección de los cuatro caballeros (ojalá también Magníficos) de la Suprema Corte de la Nación, la defensora de nuestra Constitución.

Sé que ya se está cocinando el trending topic #semanasanta y que estamos padeciendo de postelectoritis aguditis pero, los verdaderos ciudadanos no podemos darnos el lujo de voltearle la cara a El Salvador; mucho está en juego. Atentos, ya que el circo electoral apenas comienza, y sigamos cantando: Guanaco soy de corazón, yo soy guanaco… ¡salvadoreeeeññooo!

Columnista de El Diario de Hoy
calinalfaro@gmail.com