Una política exterior sin capitán y brújula

.

Jun 01, 2021- 20:19

La lección que nos dejan los 2 años del gobierno Bukele es la urgente reforma del Art.168 5° de la Constitución que atribuye al presidente “Dirigir las relaciones exteriores”. A este ejercicio en nombre del Estado debe corresponder un balance de poder. De existir dicho balance, Bukele no habría encaminado al país -en aras de impunidad para las compras anómalas durante la pandemia con indicios de corrupción (“botín multimillonario”, a juicio del Senador Leahy)- hacia el aislamiento internacional y la pérdida total de confianza con los gobiernos y legisladores de nuestros países socios. El Salvador está al borde de un régimen de sanciones como represalia al abuso de poder por Bukele, su instrumentalización de la FAES y la PNC, y al deterioro constitucional e institucional pues el mundo democrático no admite más tiranos.

Los constituyentes nunca previeron como presidente a un ignorante de política exterior que compensara rodeándose de funcionarios idóneos. La Canciller y la Embajadora en Washington DC representan -por su incompatible perfil- el retroceso en la profesionalización del Ministerio de Relaciones Exteriores en general y del Servicio Exterior en particular; modernización mínima lograda desde los Acuerdos de Paz tirada por la borda.

Bukele transitó de firmar de rodillas ante el presidente Trump el “acuerdo de tercer país seguro” -“inhumano y abominable” lo calificó el presidente Biden- a interferir en las elecciones de EE.UU. cuando pidió que no votaran en California por la Congresista Norma Torres, violando el Acta Ejecutiva firmada por el propio Trump el 2018 para sancionar a individuos, entidades y gobiernos, que se entrometan con los asuntos internos de EE.UU.

A la primera lista de salvadoreños señalados por corrupción, lavado de activos, y violación al Estado de Derecho -todos relacionados con Bukele entre su candidatura a Nuevo Cuscatlán y el día de hoy- reaccionó con más disparates, cuando pudo haber agradecido la información y procesarlos pues el sistema de justicia internacional también los alcanzará.

Fuentes fidedignas comentan que el Enviado Especial del “Plan para Centroamérica”, Ricardo Zúñiga, dejó El Salvador muy triste tras atestiguar que Bukele ha dinamitado los puentes de diálogo y entendimiento dentro del país como con la comunidad internacional. La bochornosa cadena nacional sobre un video editado y sesgado de una reunión con el Cuerpo Diplomático retrató el gigantesco error de Bukele.

Entre las ruinas que dejará Bukele cuando se vaya el 2024, estarán estos despojos. Se irá sin entender que la política exterior, en manos responsables, es la aguja que hila los intereses nacionales más allá de las fronteras, y que somos un pequeño país que no necesita enemigos ni países que le vuelvan la espalda y menos la nación que alberga a 3 millones de compatriotas en espera de regularización migratoria.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 1 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones