POLÍTICA: Ley de Agentes ExtranjerosCovid-19: Variante ómicron NEGOCIOS: Bitcoin en El Salvador ESPECIAL: Día Cero

Carta a Sara Hanna: Cambiaste de bando

,

Por Paolo Luers
Periodista

Estimada Sara:

Dicho en venezolano, “saltaste la talanquera”. Indigna el papel que estás jugando en El Salvador. De luchadora contra una dictadura, te has convertido en protagonista de otra..

Para que no haya malentendidos: Yo siempre voy apoyar la lucha del pueblo venezolano contra la dictadura, que tú pareces haber abandonado. Como periodista lo he hecho durante varios años (2008-2012). Hice seis viajes a Venezuela – viajes de exploración periodística y mucha discusión política. Publiqué seis series de reportajes y entrevistas en El Diario de Hoy, para explicar a los salvadoreños el carácter dictatorial del régimen chavista y el complicado proceso de la unidad de la oposición. Esta labor me valió que a partir de 2012 el gobierno venezolano me prohibió la entrada al país.

Conocí de cerca lo que significa para un pueblo la pérdida de la libertad de expresión, de una prensa independiente, de jueces donde se puede buscar justicia o protección ante los abusos del poder. Conocí de cerca también el valor de los activistas opositores y de unos dirigentes dispuestos a arriesgar todo para recuperar la democracia. En este contexto llegué a conocer y admirar a Leopoldo López, Henrique Capriles, Bony Pertiñez, Freddy Guevara, el general Baduel, y otros incontables dirigentes. Llegué a ver a Voluntad Popular como un ejemplo fascinante de cómo construir un proyecto político alternativo a los partidos desgastados.

Te cuento todo esto para que puedas entender cómo me siento indignado por el hecho que tantos activistas de Voluntad Popular, aparentemente dirigidos por ti, se prestan a enseñar a los hermanos Bukele cómo se desmantela una democracia y construye un régimen autoritario. Me pareció tan inconcebible que escribí cartas a Leopoldo y Carlos Vecchio para pedir explicaciones. Nunca me contestaron.
Publiqué la carta a Leopoldo, y el que me contestó fue Lester Toledo, expresando su total apoyo a Nayib Bukele, su partido y su gobierno.

Ustedes se cambiaron de bando, de la lucha por la democracia, al trabajo por su destrucción. No han tenido el valor de hacerlo en Venezuela, porque es socialmente inaceptable. ¿Por qué creen que sea aceptable si lo hacen en otro país, convirtiéndose en mercenarios? Parece qué creyeron que su lamentable rol en El Salvador pasaría desapercibido, que lo podían mantener en secreto o presentarse como unos simples exiliados políticos ganándose la vida brindando servicios técnicos en El Salvador.

Te tiene que haber dolido que poco a poco la prensa independiente reveló tu verdadero papel en la maquinaria política de los Bukele. Ya salió en El Faro y en Armando.info que eres la mano derecha de Karim y Nayib, que das órdenes a los ministros; que el grupo de Voluntad Popular diseña campañas de desinformación – luego de haber dirigida la campaña electoral.

Parece que a ustedes -y esto lamentablemente incluye a Leopoldo- los autoritarios no les preocupan ni molesta, siempre cuando sean de derecha. Apostaron a que Trump iba a salvar Venezuela. Se hicieron aliados de Iván Duque, quien gobierna en Colombia sin respeto a los derechos humanos. Lester Toledo trabajó en las campañas de la derecha en Chile y Colombia, antes de llegar a El Salvador a dirigir las campañas de Nuevas Ideas, los hombres de la nueva derecha salvadoreña.

¿A esto ha llegado Voluntad Popular? Qué decepción, porque lo conocí como el partido de los jóvenes que se rebelaron contra Chávez, pero no para regresar a las fracasadas políticas de las derechas. Voluntad Popular nació como un movimiento progresista.

¿Sábes quiénes se solidarizan con la lucha de los venezolanos contra Maduro y de los nicaragüenses contra Ortega? Los mismos que luchan aquí contra una nueva forma, aparentemente más cool, de dictadura. ¿Acaso crees que los Bukele van a denunciar a Maduro por la falta de libertad de prensa e independencia judicial?
Las dictaduras no conocen ideologías, solo demagogia. Y la lucha por la democracia es una sola, en Venezuela, Cuba, Nicaragua y El Salvador.

Algún día alguien como Leopoldo me tendría que explicar cómo uno puede luchar contra una dictadura y apoyar otra.

Saludos, Paolo Luers

Posdata: Los sábados normalmente escribo de cine o series. Hoy también.
Agregando un enredo de amor, esta historia de traición es materia prima para una telenovela.

KEYWORDS

Crisis En Venezuela Las Cartas De Paolo Lüers Nayib Bukele Opinión Venezuela

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad