Carta a los colegas mexicanos: ¿Y los 12 salvadoreños del pleito de Bukele con México se desvanecieron?

Los 12 salvadoreños del aeropuerto Benito Juárez no se pueden haber desvanecido. En alguna parte deben de estar. Y tienen una verdad que revelar. Una verdad que es importante saberla tanto para El Salvador como para México.

Por Paolo Luers
Periodista

Mar 18, 2020- 20:59

¿Ya no hay periodistas en México? Veamos.
El presidente de un país vecino acusó al gobierno mexicano de permitir que 12 personas confirmadas de contagio con coronavirus anden libremente en el aeropuerto de la Ciudad de México y, aun peor, permitir que aborden un vuelo a San Salvador. El presidente Bukele de El Salvador ordena cerrar el aeropuerto para cualquier avión de pasajeros.
El Gobierno de México, mediante su canciller Marcelo Ebrard, desmiente la acusación. Avianca cancela el vuelo en cuestión y horas después vuelven a abrir el aeropuerto de El Salvador.
Se mantienen las acusaciones mutuas, una por irresponsabilidad y la otra por mentira. Lo raro es que nadie presenta pruebas. Bukele nunca dijo por qué vía se enteró que los 12 salvadoreños eran portadores del virus. Y el Gobierno de México solo dijo que sus autoridades habían examinado a los 12 viajeros y no había ningún indicio de su contagio.
Pero, ¿qué se han hecho los 12 salvadoreños? Nadie sabe quiénes son, cómo se llaman y a dónde agarraron luego del incidente. Obviamente nunca llegaron a El Salvador. El gobierno mexicano informó que venían en un vuelo desde Chicago para trasbordar en El Salvador, pero como el vuelo se canceló se fueron a Cuernavaca. O sea, ingresaron a México.
¿Por qué nadie los ha buscado en Cuernavaca? ¿Acaso ningún periodista mexicano quiere saber si la acusación de Bukele contra el gobierno mexicano es verídica o no?
Si es cierto que los 12 viajeros salvadoreños estaban contagiados del coronavirus, las autoridades mexicanas debieron haberlos internado en algún hospital.
La otra posibilidad es que migración mexicana les mandó de regreso a Estados Unidos. Pero cualquiera de las tres opciones (que entraron a México; que fueron internados; que fueron mandados de regreso a Estados Unidos) dejaría una huella de papeles y decisiones burocráticas que se pueden corroborar.
También habría que preguntar a la embajada de El Salvador en México. Aunque el presidente salvadoreño, siempre vía Twitter, ordenó no dejar a los 12 compatriotas a El Salvador, ellos siguen siendo ciudadanos que tienen derecho a asistencia de su embajada o consulado. En caso de que están enfermos, asistencia para recibir tratamiento médico. En caso que estén sanos, asistencia para regresar a su país. Y de paso sea dicho: según nuestra Constitución, nadie les puede negar la entrada a su propia Patria.
Entonces, los 12 salvadoreños del aeropuerto Benito Juárez no se pueden haber desvanecido. En alguna parte deben de estar. Y tienen una verdad que revelar. Una verdad que es importante saberla tanto para El Salvador como para México.

Así que, colegas mexicanos, ahí hay una historia por escribir. Nosotros no lo podemos hacer, porque no podemos salir del país. Ustedes sí.

Saludos… Paolo Lüers.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad