Hemos aplicado actualizaciones al sitio; si no has iniciado sesión nuevamente, te invitamos a hacerlo.
NOTICIAS | Hospital RosalesDEPORTES | Liga ConcacafNEGOCIOS | Bitcoin INTERNACIONAL | Dictadura de Nicaragua

Carta al otro Bukele: ¿Por qué no da un paseo en la Flor Blanca antes de destruirla?

Por Paolo Luers
Periodista

Estimado Yamil Bukele:

Usted entre muchos, incluyendo periodistas, tiene la imagen del “Bukele bueno”, quien a diferencia de su hermano presidente no insulta a nadie y tiene la vocación genuina de un deportista. Puede ser.

También la presentación pública que usted dio de la renovación del Gimnasio Nacional fue hecha en términos amigables, sin tanta retórica política-partidaria y sin ofender a nadie. Al fin, todos amamos el deporte.

Sin embargo, algunos sí se sintieron ofendidos: los vecinos de la colonia Flor Blanca. No sé si ustedes hicieron, como manda la ley, consultas con la población afectada que vive en la Flor Blanca. No tengo cómo saberlo. Pero lo que sí sé, porque yo comencé a hacer esta consulta, es que muchos vecinos que toda la vida han vivido en la Flor Blanca no han sido consultados por las autoridades, ni por la alcaldía, ni por el INDES, que usted dirige y que está promoviendo el proyecto.

Usted tal vez diría que un proyecto de renovación y mejoramiento de un Gimnasio Nacional no necesita que se hagan tantas consultas y se pidan tantos permisos. Pero esto no sería honesto, porque usted mismo dijo en su presentación: "Para mí quisiera que hoy cambiara el concepto y ya no fuera solo la presentación del Gimnasio Nacional José Adolfo Pineda, sino que fuera el Complejo Deportivo de la Colonia Flor Blanca".

Entonces, tienen razón los vecinos de la Flor Blanca: Esto suena a uno de estos megaproyectos que tanto le gustan a su hermano. Y estos, si se implantan en medio de una colonia tradicionalmente residencial, definitivamente afectan la vida de los vecinos, porque cambian el rumbo del desarrollo y de la vocación del vecindario.

Ya mucho han sufrido los vecinos de la Flor Blanca en décadas anteriores, cuando alcaldes de diferentes partidos permitieron que esta colonia tan bella y arquitectónicamente intacta se convirtiera en un gran prostíbulo y se llenara de negocios ajenos a la vocación residencial.

Los residentes de la Flor Blanca se preguntan: Si el presidente, en su megalomanía, quiere hacer otro megaproyecto, ¿por qué no lo ubican en un lugar donde no destruye lo poco que queda de paz social, tranquilidad y seguridad en una de las colonias residenciales más emblemáticas de la capital? Así como la gente se preguntó por qué su megahospital tuvo que hacerse, sin previos estudios y permisos, en la San Benito, hoy los habitantes de la Flor Blanca, muchos de ellos de tercera edad, dicen: Qué bueno que el gobierno invierta en el deporte y qué bueno que quieren restaurar el estadio y el gimnasio, pero nadie nos ha consultado si queremos que nuestra colonia se convierta en un complejo deportivo.

El megaproyecto, así como usted lo sueña para la gloria del deporte y de su hermano, cambiaría la vida en la Flor Blanca. Es una cosa que de vez en cuando haya un partido en el Estadio Flor Blanca o un evento en el Gimnasio Nacional, y otra cosa un complejo que tendrá actividades deportivas, culturales, de show business todo el tiempo. Pero esto parece que no le interesa...

Una vecina me contó que al ver los dibujos del proyecto, detectó que el terreno donde ahora está su casa se convierte en parqueo. “Hoy entiendo por qué a la carrera aprobaron esta nueva ley de expropiación para proyectos municipales”.

Otro vecino me dijo: “Está bien tener instalaciones deportivas, la juventud las necesita, pero lo que quieren hacer en la Flor Blanca es otra cosa, es sustituir lo que era la Feria Internacional, con eventos de todo tipo. Y esto destruye nuestra convivencia. Al fin, nos veremos desplazados del lugar que nos heredaron nuestros abuelos y padres”.

Y la pregunta del millón: ¿Usted ha leído el decreto de la Asamblea Legislativa que entró en vigencia en marzo de este año, declara “Conjunto Histórico” la colonia Flor Blanca y ordena conservarla y protegerla?

Así, estimado Yamil Bukele, les debe explicaciones y garantías a los vecinos de la Flor Blanca. No es suficiente que el proyecto lo haya consultado con su hermano, es con los ciudadanos.

¿Por qué antes de destruir la Flor Blanca no se baja de su camioneta y da un paseo por sus bellas calles, aprecia el estilo neocolonial de este conjunto histórico y habla con su gente?

Saludos, Paolo Luers

KEYWORDS

Estadio Nacional Jorge El Mágico González Las Cartas De Paolo Lüers Opinión San Salvador Urbanismo

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad