Incendio: Mercado San Miguelito SELECTA: 100 años de una pasión POLÍTICA: Reformas a la Constitución NEGOCIOS: Bitcoin en El Salvador

Carta a los opositores: Hora de unirse

Por Paolo Luers
Periodista

Estimados amigos:

Cuando más los necesitan, los partidos brillan por ausencia. Gracias a 1 millón de ciudadanos, que votaron en defensa de la democracia, supuestamente en la Asamblea existe una oposición con 20 diputados. Pero resulta que es paja. No existe. Existen algunos opositores, cada uno tratando de sobrevivir sus ataques de depresión y los incesantes hostigamientos oficialistas, pero un bloque opositor que se enfrente al gobierno no existe.

En la mini fracción parlamentaria del Frente, con sólo 4 integrantes, inmediatamente se manifestó el virus de división tan tradicional en la izquierda. Dos contra dos. Anabel Belloso y Dina Argueta asumieron su rol de opositoras. Los otros dos están viendo cómo convivir con el presidente que les robó 1 millón de votantes, quien los declaró enemigos del pueblo y destruyó su partido. No muerden la mano que los golpeó. Prefieren lamerla para que les dé de comer y un lugar en el nuevo esquema de poder…

¿Y ARENA? Salió de la elección con 14 diputados, menos uno que salió en la lista Engel y fue apartado. Quedan 13. Pero no son 13 opositores. Aparte de 2 o 3, que tratan de dar la batalla, están callados, invisibles, miedosos, castrados. El COENA de vez en cuando saca un comunicado (los últimos dos, sobre la lista Engel y sobre la toma de su sede partidaria, sorprendentemente claros y contundentes), pero más allá de esto es invisible. No es con un comunicado que se responde a una ofensa tan grosera como el allanamiento y la expropiación (ambos ilegales) de la sede central del partido, armando conferencias de prensa burlonas con el ministro de Seguridad de Bukele enfrente de la estatua del mayor D’Aubuisson.

¿Cómo es posible que un partido, cuyos candidatos a alcaldes recibieron más de medio millón de votos y que controlan 35 alcaldías, no pudo (o no quiso) armar una protesta masiva contra este ataque a su corazón? Para mi criterio, ellos mismos hubieran tenido que remover la estatua de D’Aubuisson hace años, pero aceptar sin protesta que el presidente de la República y sus lugartenientes abusen su poder para burlarse de sus símbolos es muestra de una terrible ausencia de dignidad y voluntad de lucha.

Lo que tenemos de oposición en la Asamblea es reducido a dos mujeres del Frente, que en los órganos de dirección de su propio partido enfrentan una mayoría que prefiere pedirle cacao al adversario que destruyó su partido; tenemos a los dos partidos emergentes con 2 curules, desde los cuales Claudia Ortiz y Johnny Wright están tratando de mantener su dignidad opositora; y tenemos unos 2 o 3 diputados valientes de ARENA, que en su partido enfrentan una mayoría compuesta por desmotivados, cobardes o incluso entreguistas.

La única manera de conformar una oposición contundente es que estos 6 o 7 diputados se unan en un bloque, concertando una estrategia común y que comiencen a ganarse el respeto de la ciudadanía, a ganarse el derecho de ser escuchados. Ya no deben fijarse en los dos partidos que durante décadas fueron mayoritarios. Ya no lo son. Son tan mini partidos como los nuevos que apenas comenzaron a caminar.

Si los que realmente tienen vocación opositora y de resistencia, dentro y fuera de la Asamblea, se unen y forman un movimiento plural comprometido con la restauración de la democracia, los partidos o se van a unir y plegar, o van a desaparecer.

Los demócratas dentro de ARENA y el FMLN tienen más afinidad entre ellos que dentro de sus propios partidos. Si esperan que sus partidos se transformen, llegarán tarde a la batalla por la democracia, cuando ya todo esté perdido.

La batalla histórica que nos toca librar no es entre derecha e izquierda. Es entre pluralismo democrático y centralismo autocrático.

Ánimo es la palabra del momento. Saludos, Paolo Luers

KEYWORDS

ARENA FMLN Las Cartas De Paolo Lüers Nuestro Tiempo Opinión Oposición Política VAMOS

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad