Precios internacionales del crudo incidieron en alza de tarifa de energía

La recuperación del precio del combustible y su consumo han incidido de manera directa en el precio de la tarifa eléctrica.

El precio de la energía por kilovatio es más caro desde el 15 de octubre. Foto EDH / Archivo

Por Magdalena Reyes

Oct 17, 2020- 04:22

El incremento del precio de la tarifa eléctrica de entre un 17 % y un 20 % a partir de octubre, según el nuevo pliego tarifario anunciado por las principales distribuidoras de energía eléctrica en el país, obedece a la recuperación del precio de los combustibles a nivel internacional como producto de una mayor demanda tras recuperarse la actividad económica, según coincidieron tanto la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), como una fuente experta en el rubro energético.

El incremento del precio de energía para los próximos 3 meses se debe a que el precio de los derivados del petróleo ha subido, comparado con el precio de estos durante las afectaciones más severas de la pandemia, explicó ayer la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI).

“La demanda de julio a septiembre aumentó en relación al trimestre de abril a junio lo que tiene como consecuencia que la energía a base de petróleo margina durante más tiempo los precios”, señaló la gremial en declaraciones oficiales.

Otro experto en el rubro energético explicó que el precio de la tarifa ha subido debido al alza en el precio del combustible a nivel internacional, eso ha provocado que el costo variable del térmico haya subido también.

Agrega que aunque ha habido suficiente lluvia y la generación de energía renovable de fuente solar y geotérmica siguen creciendo, con la recuperación de la demanda de energía después de la cuarentena, se ha requerido más generación para cubrir dicha necesidad.

En el trimestre anterior convergieron variables como la baja de la demanda por el parón productivo y la baja del precio del combustible a nivel internacional, por el bajo consumo, ante la limitante de la movilidad.

Estos factores impactan directamente en el Mercado Regulador del Sistema (MRS) donde se negocia solo una parte de la energía que distribuye al usuario final.

El 80 % de la energía proviene del mercado de contratos de largo plazo que ya tiene costos añadidos a la tarifa, dice.

“Los contratos de largo plazo de generación convencional están indexados (añadidos) a los precios de combustible, entonces estos precios de los contratos se ven impactados por las variaciones, la mayor parte de la demanda está bajo contrato”, dice.

El presidente de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), Eduardo Cader, explicó recientemente que a pesar que más del 70% de la energía que se ha generado en los últimos meses en el país proviene de fuentes renovables, el modelo de mercado eléctrico sigue diseñado para que la generación de bunker siempre margine el precio de la energía.

 

ADEMÁS: Cambia precio de energía eléctrica y Gobierno “congela” la tarifa

Impacto en la industria

En la séptima edición del Congreso Regional de Energía (COREN 2020), la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI) hizo un llamado a que se revise el modelo energético y se dé mayor prioridad a potenciar la matriz energética de fuentes renovables.

“Es importante que la energía renovable vaya creciendo en la matriz energética, para que eso se traduzca en una reducción en la factura eléctrica de cada uno de nosotros. Pero el tema de los costos de energía es un tema de voluntad política, de algún nivel de verdadero interés por hacernos competitivos ante el mundo”, dijo Cader.

Según cifras de la ASI el sector industrial consume el 40 % de la energía que se produce en el país, y este recurso representa el insumo más importante de cualquier planta de producción.

Para el empresario de la industria del plástico, Rodrigo Tona, el incremento del costo de la tarifa eléctrica, refleja la necesidad de modificar el modelo energético del país.

“Para el caso del sector industrial que es altamente dependiente del consumo de energía eléctrica esto va ser un costo complejo de administrar”, destacó Tona.

Detalló que esto se suma al incremento de costos de materia prima que ya enfrentan debido a la pandemia y a la escasez de material.

“Estamos en una época lluviosa en la que toda Centroamérica ha acumulado mucha agua, los países que tienen una plataforma hídrica no han anunciado que van a tener los mismos incrementos de tarifa”, apuntó.

Esto se traduce en que la producción salvadoreña será menos competitiva que la de sus vecinos, porque acá el empresario tendrá que absorber los costos, porque en el resto de los países no se verá el mismo deterioro en la tarifa energética.

“Nos pone en una situación de desventaja porque no podemos trasladar ese incremento hacia el mercado”, destacó.

En la industria del plástico el consumo de energía representa entre el 15 % y hasta un 25 % del costo total de producción.

“Se pone en evidencia una matriz energética dependiente de los combustibles y que debe mejorar en el tiempo para garantizar la competitividad del sector industrial”, aseveró Tona.

 

ADEMÁS: Países vecinos reactivan sus economías y compran más energía a El Salvador

¿Cómo será el incremento para el consumo en los hogares?

En el anterior pliego tarifario, que estuvo vigente desde el 15 de julio hasta el 14 de octubre, el precio del kilovatio por hora (Kw/h) tenía un costo de $0.109 para las familias que consumen hasta 99 Kw/h, pero a partir de este mes, ese costo subirá hasta los $0.128 el kilovatio. Este es el precio al que lo distribuirá CAESS, una de las distribuidoras que factura más del 70 % de los hogares salvadoreños.

Mientras que para los hogares que consumen más de 100 Kw/h al mes, este precio subió de $0.108 el kilovatio a $0.130 Kw/h , según los pliegos tarifarios publicados en los principales periódicos del país. Esto significa un incremento del 20% respecto a su valor anterior.

A este precio se deben agregar otros dos cargos (cargo de comercialización y cargo de distribución) que dependen de cada compañía distribuidora.

El incremento ocurre pese a que en agosto el 43 % de la energía se ha producido a través de fuente hídrica y solo un 11.4 % ha sido a través de fuente térmica, según datos de la Unidad de Transacciones (UT).

Además se generó un 8.3% de energía solar y un 13 % se ha importado. Este porcentaje de energía importada se ha reducido en los últimos meses. Hace seis meses de hecho, el país comenzó a exportar energía, pero ahora ha comenzado a comprarla de nuevo.

El desplome del precio del petróleo, por la baja en el consumo en los meses de abril y mayo también incidió en la baja del precio de la energía para el trimestre pasado.

En El Salvador, según el reglamento interno de la Siget, el ajuste del precio de la energía se aplica trimestralmente y el mismo entra en vigencia el día 15 de los meses de enero, abril, julio y octubre, según corresponda.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 4 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones