SALUD | Viruela del mono TRENDS | Johnny Depp vrs. Amber HeardDEPORTES | Torneo Clausura 2022

Artículos navideños, juguetes y ropa suben de precio por saturación de contenedores

Los productos de temporada están más caros, no hay suficiente variedad y muchos fueron comprados con bastante anticipación por las tiendas de mayoreo

Por Jessica Guzmán | Oct 31, 2021- 21:00

El retraso para la movilización de contenedores que se vive a nivel mundial ya está afectando el comercio de productos de temporada de fin de año que se venden en el centro de San Salvador.

Productos navideños, juguetes, vestidos, tela, zapatos y mercadería similar ya tienen un precio más alto que en años anteriores y los comerciantes afirman que “no hay mucha variedad”.

Por ejemplo, un árbol de navidad de metro y medio de altura que antes de la pandemia podía costar $22, ahora cuesta $40, es decir que su precio ha aumentado un 81 %, según contó la comerciante Anabel Quintanilla.

 Lee también: 339 contenedores retenidos en Acajutla, Sonsonate, afectan a empresas en Costa Rica

“Todo ha subido de precio. Mire ese árbol de navidad cuesta ahora $40 y por ejemplo, el que antes costaba $15, ahora cuesta $22; también las luces navideñas han subido de precio. Hay desde $3.50, $12, $15 y $18 que son de 100 luces y tienen música y lo más probable es que todo se ponga más caro, porque supuestamente no va a estar entrando mercadería”, dijo la trabajadora en uno de los puestos en el centro de San Salvador.

Anabel comentó que según les han informado, el pedido que les ha llegado fue pedido por las empresas mayoristas desde febrero y que, al parecer, solo entrará uno más que pidieron desde junio, pero posiblemente no llegue a tiempo en diciembre.

“Según nos han dicho todo está más caro y se tarda en venir por la falta de contenedores y que los puertos están saturados, además porque el petróleo está más caro”, manifestó Anabel, mientras acomodaba los adornos navideños.

Otro de los productos que “no están entrando” son las telas, dijo Sara de Flores, otra comerciante en San Salvador quien comentó que su madre trabaja confeccionando prendas de vestir y se ha quedado sin producir porque las telas que utiliza han escaseado y la poca que entra es acaparada por mayoristas, dejando a los microempresarios en aprietos.

“Para que entre la mercadería está costando, no está entrando tela como antes y para las personas que confeccionan está difícil. Mi madre trabaja confeccionando pantalones de vestir y blusas. Ella es microempresaria y prácticamente está sin trabajar, porque no tiene su materia prima”, dijo.

Te puede interesar: EE.UU. ofrece salarios de hasta $100,000 ante escasez de camioneros para transportar mercadería

Además de eso, señaló que la yarda de tela ha subido de precio y también los vestidos de fiesta que vienen de México y de Guatemala.

“Los vestidos han incrementado al menos unos $8 o $10, dependiendo el estilo, porque la mercadería se tarda en venir. Antes de la pandemia pedíamos en agosto y en septiembre ya estaba aquí, ahora no, ahora cuesta más”, dijo Sara.

Otros de los productos que han entrado más caros son los juguetes, aseguró la comerciante Linda Argueta.

“Aquí estamos gracias a la voluntad de Dios, porque estos últimos tres meses han sido malos y respecto a los juguetes ha entrado poquitos y caros, no ha entrado variedad y si un carro valía $5 comprando la docena, ahora vale $6.75 y ya no va a entrar más y ahora ya viene hasta con $2 más y a eso le sumamos que la gente no está comprando, ya no es como antes”, manifestó la comerciante de juguetes.

Linda dijo que los juguetes preferidos son las muñecas, los carros metálicos, transformes y dinosaurios, productos que vienen en su mayoría desde China. Pese a que ahora están más caros los vendedores tratan de dar los precios más accesibles a sus clientes, aunque la ganancia sea poca.

Lo que viven los comerciantes hoy coincide con lo que ya habían advertido expertos en logística y de la Cámara de Exportadores de El Salvador (Coexport) debido a los problemas de crisis de contenedores para transportar mercancía a nivel mundial y el colapso en los puertos marítimos como el de Los Ángeles y Long Beach en California, Estados Unidos.

NUEVOS PUESTOS EN EL MERCADO HULA HULA

Sería hasta el 6 de enero de 2022 que, preliminarmente los comerciantes tendrían que comenzar a mover sus puestos hacia el nuevo edificio.

Gran parte de los vendedores en el centro de San Salvador, están ubicados a los costados del nuevo edificio del mercado Hula Hula, que aún no está habilitado. Preliminarmente los comerciantes tendrían que trasladarse a ese lugar a partir del 6 de enero. Sin embargo, los vendedores piden negociar los impuestos de renta de cada local ya que van desde los $290 hasta más de $400 según la dimensión del puesto. Para los comerciantes esto es demasiado caro y exigen que sea por medio de tasas municipales.

 

Los comerciantes también esperan que la Alcaldía capitalina al menos los deje trabajar estos últimos dos meses en la calle, y a partir de los primeros días d e enero negociar varios puntos que les afectan, señaló el comerciante Osman Medrano. “Debe ser por tasa municipal, si quieren que les entreguemos las calles. Muchos tenemos más de 40 años en esta calles, aguantando sol y lluvia, y no estamos vendiendo como para pagar rentas de $290 o más. Es imposible”, dijo Linda Argueta, comerciante.

En agosto las autoridades del puerto chino de Ningbo-Zhoushan, el tercero mayor del mundo por volumen de carga, decidieron cerrarlo por dos semanas para tratar de controlar las otras variantes de COVID-19, aunque los daños colaterales caían en el comercio de mercancías.

Según dijo recientemente, el presidente de Coexport, Marvin Melgar, también se debe tomar en cuenta el aumento de los precios de los combustibles, ya que eso suma para el incremento de los precios de las materias primas.

“En todo el año ha habido aumento en los commodities, incluyendo el petróleo y eso hace que suban los precios de las materias primas y por eso todos los productos de la canasta básica han subido en todo el mundo”, señaló Melgar, quien no cree que el problema se solucione pronto.

Bajo flujo de ventas

Alexander Quintanilla vendedor de pantalones para caballeros en el centro de San Salvador dijo que todo 2020 y lo que ha transcurrido de 2021 las ventas han sido malas.

“Desde la pandemia nuestras ventas bajaron hasta un 90 % y aún no se recuperan. Cuando fue la reapertura económica hasta nos enjaranamos para poner el puesto bonito, pero nos fue mal”, afirmó Quintanilla.

Algunos vendedores también señalaron que la poca venta se debe a la crisis económica que vive el país, ya que mucha gente se quedó sin trabajo y no tienen ingresos suficientes para comprar ropa nueva.

Por su parte, Osman Medrano señaló que con lo poco que van vendiendo también tienen que pagar préstamos en bancos y prestamistas informales.

“Esto ha estado mal todo el año, y a estas alturas no se ve movimiento y de la pandemia no nos recuperamos, tenemos deudas que pagar, estamos atrasados, porque aunque se venda poco uno tiene que invertir en mercancía, porque la gente si no le ve variedad ni se acerca y como la gente no tiene mucho dinero para comprar, por la mala situación económica que vive el país”, dijo el comerciante en el centro .

Debido a esta coyuntura, la mayoría de vendedores asegura que no está invirtiendo en comprar más mercancía para fin de año, ya que temen que no les irá muy bien.

KEYWORDS

Economía Economía Nacional Economía Salvadoreña Microempresas Negocios Pandemia Parque Hula Hula Precios Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad