El Salvador ha recibido sólo $48 millones en inversión foránea a marzo 2020

Muchas iniciativas de inversión se congelaron debido a la pandemia. En el primer trimestre de este año nuestro país recibió $208.9 millones menos que en el mismo periodo del año pasado.

Por Guadalupe Hernández

Jul 06, 2020- 04:42

30Las grandes compañías paralizaron sus inversiones debido a la rápida expansión de la pandemia en el mundo. Tal realidad ya se observa en la caída de un 81.2 % que reflejan las estadísticas sobre Inversión Extranjera Directa (IED) en El Salvador.

Según datos del Banco Central de Reserva (BCR), a marzo del presente año, El Salvador apenas recibió $48.1 millones de IED, mostrando una significativa reducción respecto al mismo periodo del año anterior, cuando la suma recibida fue de $256.9 millones. Las cifras son un primer resultado de la pandemia, y habrá que esperar una mayor caída en los meses siguientes.

De acuerdo al BCR, la caída de la IED es producto de las interrupciones en las cadenas de suministro, el aplazamiento de inversiones de capital en proyectos nuevos o existentes, y por supuesto, el confinamiento iniciado en nuestro país en la segunda quincena de marzo.

Al desglosar los $48.1 millones de inversión por rubro, los datos muestran que cifras positivas para el sector de información y comunicaciones, que reporta $99.3 millones; industria, con $72.9 millones, sobre todo en las ramas de fabricación de bebidas y de otros productos minerales no metálicos, y prendas de vestir; y además, el sector electricidad, con $21.2 millones.

Sin embargo, reporta números negativos en sectores como el de actividades financieras y de seguros, con una caída del -$114 para el sector de actividades financieras y de seguros, pues este ha sido de los más sólidos localmente tras un aumento en los depósitos en el país.

Al hacer la sumatoria y resta de los sectores económicos, la inversión neta se reduce a $48 millones.

El reporte del BCR indica que los principales países de procedencia de los recursos financieros en concepto de IED fueron Panamá, con $117.8 millones; España, con $71.15 millones; México, con $31.35 millones, y Estados Unidos, con $29.44 millones.

La inversión extranjera que capta El Salvador sigue siendo, además, una de las más bajas en la región.

Al inicio del gobierno de Nayib Bukele, las expectativas eran que esta inversión aumentaría tras generar confianza en el sector empresarial.

Un bajo crecimiento

Pero El Salvador no es el único país con una caída abrupta de inversiones. En Latinoamérica el golpe que la pandemia ha provocado en la IED es mayor porque llegó en una época de bajo y lento crecimiento.

Antes de la pandemia los organismos internacionales estimaron que Latinoamérica experimentaría este año apenas un crecimiento de 1.3 %, pero con la llegada del coronavirus la región podría experimentará una caída económica por arriba del -5 %.

Esa crisis se refleja desde ya en la caída de los flujos de IED destinados a Latinoamérica, los cuales podrían reducirse a la mitad este año, con 82,000 millones de dólares, contra los 164,000 millones que se atrajeron en 2019, según una previsión de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad, por sus siglas en inglés).

El informe sobre las inversiones, hecho por la dependencia de la ONU, reveló que los primeros indicadores muestran una disminución del 36% en el número de anuncios de inversión en nuevas instalaciones en el primer trimestre de este año.

Sin embargo, ésta sigue siendo una proyección conservadora, ya que la mayor parte del impacto en los proyectos será evidente en los meses siguientes.

James Zhan, director la División de la Inversión y Empresa del organismo, afirmó que las medidas de confinamiento, la caída de la demanda y el acceso limitado al comercio, tanto para las importaciones de insumos como para las exportaciones, empujaron a las empresas hacia pérdidas considerables.

Asimismo, desde que comenzó la pandemia, 61 de las 100 principales empresas multinacionales (EMN) han emitido revisiones de sus ganancias, según esa organización, y se estima además que la creación de nuevas subsidiarias, conocida como “inversión greenfield”, caerá un 15% en 2020.

A nivel mundial, el organismo de Naciones Unidas indica que la caída a nivel global de la IED este año será de un 40%, y su duración dependerá de la crisis sanitaria, pero este organismo prevé solo una lenta recuperación a partir de 2022.

De confirmarse, ello significaría una inversión foránea de poco más de 600,000 millones de dólares, la peor cifra en 17 años, según las estadísticas de la organización.

De hecho, las principales 5,000 multinacionales del mundo, que representan buena parte de la inversión foránea global, han revisado sus perspectivas de beneficios en 2020 y confirmaron un 40 % a la baja como promedio, lo que contribuirá al descenso de las inversiones, que en más de la mitad de los casos suelen ser ganancias reinvertidas.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad