SELECTA: 100 años de una pasión INTERNACIONAL: Caos en Afganistán POLÍTICA: Reformas a la Constitución NEGOCIOS: Bitcoin en El Salvador

“Somos pupuseros y con mucho orgullo”. Familia salvadoreña migró a España y emprendió su negocio para subsistir

Tres hombres son los encargados de preparar las pupusas salvadoreñas, para dar continuidad al proyecto que arrancaron en aquella nación por iniciativa de su madre.

Por Liseth Alas | May 24, 2021- 21:00

Las pupusas salvadoreñas se pueden encontrar en Valencia, España, en Bar Cafetería Mani. Videos: Cortesía de Jorge Meléndez

La familia Meléndez se muestra orgullosa por destacar en Valencia, España, con sus raíces salvadoreñas al emprender su negocio en el que preparan el principal platillo típico del país centroamericano: las pupusas.

La deliciosa comida se ha popularizado entre los clientes que provienen de diversas partes del mundo, según cuenta Jorge Meléndez, de 30 años, quien junto a sus dos hermanos, de 36 y 18, dan continuidad al proyecto que arrancaron hace aproximadamente año y medio en aquella nación por iniciativa de su madre.

Clientes de diversas partes del mundo han degustado las pupusas salvadoreñas en Valencia, España. Foto: Cortesía de Jorge Meléndez

Hace dos años, mamá e hijos tomaron la difícil decisión de dejar El Salvador y migrar hacia dicha ciudad española, pues la salida del país les implicó separarse de otros tres de sus seres queridos que tuvieron que quedarse.

TE PUEDE INTERESAR: Jorge Herrera, el joven de 23 años que dejó su empleo y ahora se gana la vida vendiendo sándwich en el Parque Infantil

Los motivos que llevaron a los Meléndez a partir de su nación de origen fue la falta de oportunidades laborales y el deseo de superación. Jorge detalló que él y su hermano mayor renunciaron al trabajo que desempeñaron por al menos 10 años en el área de control de calidad de una maquila, al no percibir durante ese tiempo mejoras salariales.

Aunque una vez en el país europeo, la situación no fue sencilla para los cuatro compatriotas al no encontrar un trabajo debido a su estatus migratorio, pero la señora De Meléndez, de 55 años, no se quedó de brazos cruzados y propuso a sus tres hijos que emprendieran con una pupusería, un negocio que ella conocía muy bien.

“La iniciativa surgió ante la presión de que no había ingresos, entonces como mi mamá en El Salvador tenía una pupusería, donde ella trabajó toda su vida, ella nos dijo: ‘Hay que hacer pupusas’, ya que aquí hay mucho latino y aprovechando que pupuserías salvadoreñas solo hay en Madrid y Barcelona, pero en Valencia no habían”, declaró a elsalvador.com Jorge.

Pero desarrollar la idea de hacer pupusas no fue fácil, pues, pese a tener asegurada la mano de obra, se debía contar con los ingredientes que le dieran ese sazón que caracteriza al platillo típico, y otro factor complicado al que se han enfrentado es con el precio de estos que es mucho más caro que en El Salvador.

“Buscamos los ingredientes más parecidos (a la receta salvadoreña) de supermercado en supermercado, gracias a Dios al final los encontramos”, detalló.

VEA ADEMÁS: “Nunca me ha dado pena”: Iván, el pupusero del barrio San Esteban de San Salvador

Así fue que la pupusería comenzó en la vivienda que alquila la familia en Valencia, pero solo funcionaba con el servicio a domicilio con pedidos que recibían a través de una página en Facebook y un número de WhatsApp que se habilitó para la venta, dijo el salvadoreño.

La familia salvadoreña comenzó vendiendo las pupusas a domicilio. Foto: Cortesía de Jorge Meléndez

“En un principio todo lo hacía mi mamá”, afirmó. Pero lo complicado para los hermanos Meléndez fue cuando ella tuvo que dejar el emprendimiento al aceptar otra oportunidad de trabajo. En ese momento, delegó a sus hijos la responsabilidad de continuar con el negocio, lo que implicaba hasta la preparación de las pupusas, algo que los tres hombres no habían hecho antes.

“Ella nos reunió a los tres y nos explicó cómo se preparaba todo, yo hasta lo he anotado en un cuaderno, porque en un principio nos dio la receta”, expuso el joven.

Jorge contó que él y sus hermanos comenzaron a preocuparse por aprender sobre el proceso de preparación del platillo típico salvadoreño. Esta labor se aventuraron a ponerla en práctica el año pasado cuando España estuvo en estado de alarma por la pandemia del COVID-19.

“Como ya mi mamá nos había enseñado cómo preparar los materiales (ingredientes)”, indicó que comenzaron a ingeniárselas para que las pupusas les “quedaran redonditas, del mismo tamaño, grosor” y tal cual ella las preparaba con “lo más importante, el sabor”.

De esa manera, desde hace más de seis meses los hermanos Meléndez se asociaron en Valencia con una española y una polaca, encargadas de Bar Cafetería Mani, donde ellos ofrecen las pupusas salvadoreñas. En el lugar, muchos extranjeros y compatriotas se han deleitado con la comida tradicional.

La familia Meléndez junto a la española y polaca que les han apoyado con la venta de las pupusas en su local. Foto: Cortesía de Jorge Meléndez

“Las pupusas las hacemos nosotros, mis dos hermanos y yo. Es algo muy curioso porque somos hombres, pero acá en España es normal porque la mayoría que cocina son hombres, pero para El Salvador no es muy común, aunque en las noticias he visto hombres echando pupusas”, dijo Jorge.

El salvadoreño subrayó: “Somos pupuseros, con mucho orgullo”. Su habilidad es tal que, según él, han mejorado la producción de echar 20 pupusas por 15 minutos. Ellos, además, son proveedores del platillo típico de otros establecimientos de la ciudad española.

VEA ADEMÁS: VIDEOS. “¡WOW!” Joven salvadoreño logra el sueño americano haciendo pupusas y vendiendo comida

Son seis recetas de pupusas las que tienen disponibles, estas son: pollo con queso, revueltas, frijol con queso, chicharrón con queso, calabacín con queso, queso y “queremos agregar el loroco con queso, pero el loroco es complicado, porque es bien caro, 10 euros, equivalente a 13 dólares, pero lo estamos pensando para que haya más variedad”, expresó.

Ahora, la pupusería cuenta con servicio en mesa y pedidos a domicilio a través de su página en Facebook: Pupusas Salvadoreñas en Valencia – SLV; Instagram: @pupusas_salvadorenasvlc o su número de WhatsApp: +34 641 27 36 75. Cada pupusa cuesta 2.50 de euros.

No obstante, la crisis por la pandemia del COVID-19 también les afectó debido al cierre de los negocios y los toques de queda, situación que esperan que mejore tras el levantamiento de las medidas que ha comenzado paulatinamente.

Son seis recetas de pupusas salvadoreñas las que se ofrecen en el local de Valencia. Foto: Cortesía de Jorge Meléndez

“Quiérase o no estamos apoyando a mis otros dos hermanos y a mi papá que se quedaron en El Salvador, no por el hecho de que estamos acá nos vamos a olvidar de ellos”, señaló.

Jorge Meléndez indicó que junto a sus hermanos esperan poder iniciar con los trámites para arreglar su estatus migratorio en aquella nación y poder expandir su negocio. Su proyección es abrir más locales para generar empleo y ayudar a otras personas que llegaron en condiciones similares a ellos.

TE PUEDE INTERESAR: Rafael retornó a El Salvador tras trabajar 13 años en EE.UU. y encontró una segunda oportunidad

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Emprendedores España Negocios Platillos Salvadoreños Pupusas Redes Sociales Salvadoreños En El Exterior Valencia Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad