Más de 1.5 millones de personas están en riesgo de caer en la pobreza, según ESEN

La tasa de pobreza podría llegar a ser del 54%, según proyecta el estudio técnico de la ESEN.

Foto EDH / Insy Mendoza

Por Katlen Urquilla

May 21, 2020- 22:30

Uno de cada tres hogares vulnerables pasaría a ser pobre tras la pandemia, es decir más de 1.5 millones de personas estarían en riesgo de engrosar los índices de pobreza al finalizar el año, indica un estudio técnico de la Escuela Superior de Economía y Negocios (ESEN).

Antes de la llegada del COVID-19, los datos indicaban que había 107,071 hogares en pobreza extrema y 384,325 en pobreza relativa, lo que suman 491,396 familias pobres. Mientras que 1,378,212 de hogares no estaban en pobreza.

Al hablar de personas, las cifras indican que había 486,701 en pobreza extrema y 1,565,001 en pobreza relativa, es decir un total de 2,051,702 de personas pobres, mientras que 4,591,065 de personas no estaban en pobreza.

Sin embargo, al pasar la pandemia, las proyecciones indican que los hogares en pobreza extrema pasarán a ser 235,179 y los que estarán en pobreza relativa serán 715,621, lo que suma 950,800 familias pobres, mientras que 918,808 hogares no estarían en pobreza.

Y en el caso de personas, el estudio plantea que 1,008,368 de salvadoreños estarán en la pobreza extrema y 2,573,689 en pobreza relativa, lo que suma 3,582,057 de personas en pobreza.

TE PUEDE INTERESAR: Procuraduría afirma que cuarentena prolongada está provocando hambre en la población

Esto significa que 1,530,355 salvadoreños más enfrentarán pobreza ante el fuerte impacto que causará la pandemia y si no se toman medidas económicas urgentes que frenen esas proyecciones.

Carmen Aída Lazo, economista, decana de la ESEN y quien ha trabajado junto a un equipo en este estudio, explicó que los datos de pobreza se conocen con un año de rezago. “Es decir, lo que ahora está pasando se recoge en la encuesta de hogares y se va a hacer público allí por junio del próximo año”, explicó.

Agregó que por el momento solo se pueden hacer estimaciones a partir del comportamiento histórico de ingresos, por lo que son datos acumulados para el 2021.

Para tener una dimensión de cómo una familia puede caer en situación de pobreza, el estudio de la ESEN plantea que si se calcula el ingreso diario de los hogares, bastará con que un grupo familiar en vulnerabilidad deje de percibir una séptima parte de los ingresos que suele tener para estar en crisis.

Por ejemplo, a un hogar de cuatro personas de la zona urbana solo le bastará dejar de llevar $0.81 centavos menos al día por cada miembro para que cambie su situación, porque eso implicará $3.2 diarios y al mes eso significará $90 menos.
Mientras que a un hogar de cuatro personas en la zona rural le bastará con que sean $2.12 menos al día, es decir $60 por familia, para caer en pobreza.

Y en este impacto en los bolsillos de la gente también influye el costo de los alimentos, entre otros factores. De acuerdo a los datos del estudio, la canasta básica urbana mensual para una familia de 3.73 miembros costó $198.9 en marzo del presente año y en la zona rural costó $145.90.

Por ello, el diagnóstico que hace la institución académica considera que las canastas alimenticias que tanto las alcaldías como el gobierno están repartiendo son “insuficientes para cubrir necesidades básicas”, por lo que recomienda medidas para apoyarse con urgencia en la experiencia acumulada de instituciones para llevar a cabo la tarea de identificación y entrega de apoyos.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad