En El Salvador aún existe una baja cobertura de los servicios de salud

En nuestro país, en 2015 la disponibilidad de profesionales de la salud (médicos, personal de enfermería y licenciados en salud materno infantil), era del 19.5 % por cada 10 mil habitantes, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Por Guadalupe Hernández

Oct 08, 2018- 05:20

En nuestro país solo un 24% de la población tiene acceso a un seguro médico, es decir que tiene un trabajo formal que le permite recibir atención en Seguro Social, Bienestar Magisterial u otro seguro privado.

El resto de los salvadoreños tiene que asistir a las instituciones del Ministerio de Salud. Visto de otro modo, en 2016 tres de cada cuatro salvadoreños carecían de seguro médico.

No obstante, El Salvador ha logrado colocarse dentro de los países que han cumplido con las metas relacionadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, debido a que entre 1991 y 2015 la tasa de mortalidad materna se redujo de 143 a 54 por cada 100,000 nacidos vivos, y la infantil de 56 a 17 por cada mil nacidos vivos.

Ese es un esfuerzo que hay que reconocer, asegura la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades). Sin embargo aún hay desafíos por superar.

Para ir resolviendo estos desafíos, Fusades propone impulsar un plan de desarrollo para la salud, que tiene como un primer objetivo: mejorar la integración y eficacia del sistema de salud, mejorar la capacidad institucional, la gestión del recurso humano, y la aplicación de tecnologías en la atención de los pacientes, explicó la directora del Departamento de Estudios Sociales de Fusades, Helga Cuéllar Marchelli.

Sobre este punto, Cuéllar explicó que existe una Ley Nacional de Salud, pero todavía hace falta reforzar la función rectora del Ministerio de Salud, y avanzar gradualmente en la integración de los proveedores del sistema, como: el Seguro Social, Bienestar Magisterial, el Instituto Salvadoreño de Rehabilitación Integral, el Comando de Sanidad Militar y el Fondo Solidario para la Salud. También es importante establecer mecanismos para ampliar la base de cotizantes del Seguro Social.

La segunda estrategia se refiere a la atención primaria, y en ésta se incluyen mejoras en los modelos de atención, la alimentación saludable y los sistema de emergencias médicas.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad