Komorebi: el lado “kawaii”de la comida asiática en El Salvador

Kawaii es un término japonés que hace referencia a lo tierno, lindo y adorable. Andrea Leiva y Carlos Guardado basaron su emprendimiento en este concepto.

Desde que el negocio de Andrea Leiva comenzó en instagram en tiempo de pandemia, ha evolucionado hasta ser una opción local de calidad disponible a través de distintas plataformas de pedidos a domicilio. Dentro de poco Komorebi proyecta contar con un local para completar su propuesta bajo el concepto Kawaii.

Por Miguel Martínez

May 03, 2021- 06:00

Andrea Leiva y Carlos Guardado dirigen una nueva propuesta de comida de fusión asiática con la calidad de ingredientes importados y el talento de Andrea, una emprendedora y cocinera con amor por la cultura asiática.

Desde 2019 hasta junio de 2021, Andrea y Carlos han dado forma a una opción innovadora que busca distinguirse de la oferta de grandes restaurantes con un nuevo concepto tomado de la cultura asiática.

Tanto Andrea como Carlos se impregnaron de esta cultura por su amor y experiencias del país del sol naciente, Japón. Ella por los videojuegos, la comida, música de su predilección y el anime. Él, por un viaje a Japón, donde observó el lado sobrio o zen y el lado más colorido y electrificante de Japón.

Andrea, desde muy joven ha tenido en mente que deseaba tener un negocio de comida. Comenzó con elaboración de postres, luego aprendió a cocinar comida oriental y lo hacía con frecuencia para ella y su familia.

Un día, Carlos, su vecino desde la infancia, probó un Pad Thai elaborado por Andrea. Quedó impresionado del sabor porque este le recordó a aquél que probó en Japón y se convirtió en uno de sus platos preferidos. “La comida de Andrea es espectacular”, aseguró Carlos.

Carlos animó a Andrea a asociarse con él para que ella pudiera llevar a cabo uno de sus sueños: tener un restaurante de comida asiática.

Una de las experiencias que animó a Andrea a lanzar su propio negocio de comida de fusión asiática ocurrió durante la pandemia.

Tras probar comidas de muchas opciones que encontró en redes sociales y apps de entregas a domicilio, quiso probar una nueva opción y al probarla esta no fue de su total satisfacción.

komorebi, como se llama el restaurante, significa “luz que traspasa las hojas”. Foto Cortesía

 

Así que la joven cocinera pensó: “ellos ya tienen un nombre, ya ofrecen su comida, ya tienen lo difícil”. Además, la motivó a decidirse la alta demanda de comida a domicilio que se daba por aquellos meses de confinamiento.

“Creo que mi comida tiene suficiente calidad como para que a la gente le guste y la pida”, dijo Andrea en aquel momento para sí misma y comenzó decidida a no rendirse, con el apoyo de sus padres y los conocimientos de Carlos en el área de administración y mercadeo.

Andrea comenzó, a través de la cuenta de Instagram @komorebisv, a recibir pedidos y entregarlos a domicilio. Esto sobrepasó las expectativas de ella desde los primeros días. Con el paso del tiempo, se integró a la plataforma Hugo y el proceso de trabajo se perfeccionó. Luego, alcanzó la atención de plataformas de envíos a domicilio como Now, Get My Food y PedidosYa.

La propuesta de Komorebi, el nombre del emprendimiento, es la calidad de los platos con ingredientes de sabor auténtico y acompañar sus platos con personajes y mensajes positivos de empaques divertidos y eco amigables. Ellos incentivan a sus clientes a reutilizar los palillos o platos en casa.

Komorebi, es una palabra de origen japonés que no tiene una traducción exacta. Es una descripción de la sensación que se experimenta al contemplar la luz que atraviesa los árboles o se filtra por las hojas en un paisaje natural.

Con los personajes e ilustraciones diseñadas como parte la imagen de la marca, “buscamos ambientar un restaurante, que transmita la experiencia completa del concepto Kawaii, que hace referencia a la cultura de lo tierno, lindo  y adorable, muy popular en Japón y países orientales”, explica Andrea. Se expresa a través de dibujos, personajes, colores vivos o pasteles con formas de volumen esférico.

Uno de los grandes actores de esta cultura es la casa de personajes Sanrio, creadores de personajes como Hello Kitty, Pochacco, Aggretsuko, Dear Daniel, Badtz-Maru, Cinnamoroll, Chococat y Keroppi.

Una tienda de regalos y diseños impresos creada hace 61 años por Shintaro Tsuji que ha evolucionado con el tiempo y mantiene la filosofía con la que sus personajes fueron creados: ellos gustan, expresan los sentimientos de las personas, fomentan la amistad y ponen sonrisas en sus rostros, lo que se transmite en su slogan: Pequeños regalos, grandes sonrisas.  De ahí la importancia que Komorebi le da a los personajes que acompañan sus publicaciones en Instagram y la paquetería de sus productos.

La experiencia Komorebi se vivirá de forma más íntegra, según sus fundadores, cuando el público pueda interactuar con los personajes y regalar o adquirir mercancía diseñada por artistas salvadoreños que cada temporada se lanzarán. Los emprendedores proyectan contar con su propio local a fines de 2021.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 1 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones