Las costureras de las cachiporristas se quedaron sin trabajo

Los efectos de las medidas para palear la pandemia tocan las tradiciones más esperadas por los salvadoreños

Regularmente desde julio, el grupo de costureras dirigidas por Roxana de la O se preparaba para confeccionar los trajes de las cachiporras de diferentes escuelas en Cuscatlán y San Vicente para los desfiles de independencia, pero este año se han quedado sin ese trabajo debido a la cancelación de eventos masivos por la pandemia de COVID-19 en el país

Por Lissette Monterrosa

Ago 31, 2020- 21:35

“En tus talleres vibran los motores, chisporrotean los yunques, surgen las bellezas del arte”, fragmento de la Oración a la Bandera Salvadoreña

Un grupo de costureras de San Rafael Cedros, Cuscatlán, se preparaba desde el mes de julio del año pasado para sacar los pedidos de los trajes que resaltarían, con su diseño y materiales de colores vibrante y llenos de lentejuelas, el baile y figuras de las cachiporristas que participaron en el desfile del Día de la Independencia en el municipio. Con dos meses de anticipación apenas lograban su misión, su trabajo, que para ellas también significaba un aporte al patriotismo de las fiestas de independencia.

Este año todo cambió para Maritza Chávez, las hermanas Rosa y Claudia Muñoz y otros empleados de Roxana de Castro, la dueña del taller. Hoy, las máquinas de coser, que hace meses veían con efervescencia pasar bajo sus agujas telas exóticas, encajes dorados y plateados, botones, adornos e hilos de todos los colores, permanecen en reposo por la pandemia. Algunos de los adornos y bisutería que utilizan son importados de Estados Unidos por pedidos especiales pero tendrán que esperar probablemente un año para ser utilizados.

Roxana, la comandante de este escuadrón de expertas costureras, tiene 25 años de trabajar en el rubro del corte y confección. Foto EDH / Lissette Monterrosa

Aunque ya era algo que se venía venir, el Ministerio de Educación dio a conocer formalmente el pasado 30 de agosto que se suspenden todas las presentaciones de bandas de paz, grupos folclóricos, de gimnasia rítmica y otros en actos públicos. No habrá desfiles estudiantiles y igualmente se suspende la participación en la Antorcha Centroamericana.

Recomendamos: Educación suspende los actos del 15 de septiembre, ¿cómo se conmemorará este año la Independencia?

Roxana, la comandante de este escuadrón de expertas costureras, tiene 25 años de trabajar en el rubro del corte y confección en su pequeño taller que ha llegado a tener recientemente hasta 16 empleadas.

Una de sus principales temporadas del año eran precisamente las fiestas patrias. Aproximadamente el año pasado realizaron unos 70 vestidos de cachiporras con precios entre $50 a $175. Varios centros educativos, privados y públicos, de San Rafael Cedros, Ilobasco y San Vicente depositaban su confianza en las habilidades y el arte de las obreras del taller Confecciones Roxana para que les prepararan los vestidos para las cachiporristas.

La nostalgia invade a las modistas que se volvieron a reunir en ocasión de este reportaje. Foto EDH / Lissette Monterrosa

Otra pérdida para el negocio ocurrió al inicio de la cuarentena, en el mes de marzo, justo cuando Roxana y su equipo hacían paquetes escolares, los uniformes para los niños, el gobierno dio la orden de cerrar las escuelas y colegios.

“Nosotros cerramos y fue un duro golpe a nuestra economía porque nuestros mayores clientes son las escuelas, ellas nos aportan las mayores ganancias y aunque tengamos a otros clientes, igual tuvimos que cerrar no solo porque era obligatorio, fue también para cuidarnos del contagio” manifestó Roxana. Y hasta hoy en día, no ha vuelto a abrir sus puertas para sus clientes por precaución.

La nostalgia invade a las modistas que se volvieron a reunir en ocasión de este reportaje. Entre sonrisas recuerdan los momentos en que tenían que desvelarse toda la noche para terminar los encargos con la calidad que los caracteriza. No había días de descanso pero sí había salario para vivir.

A pesar que las circunstancias no prometen un fin de la pandemia a corto plazo, este grupo de mujeres parece mantener un espíritu positivo con la ilusión que seguramente estarán vivas para trabajar de lleno el próximo año.

El grupo de mujeres parece mantener un espíritu positivo con la ilusión que seguramente estarán vivas para trabajar de lleno el próximo año.Foto EDH / Lissette Monterrosa

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 3 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones