Más de 450 empresas reportan pérdidas por $64 millones durante la cuarentena, según última encuesta de Cámara de Comercio

De prolongarse el periodo de emergencia, el 19% de empresas encuestadas reduciría operaciones y el 11% considera que se verá obligado a cerrar la empresa de forma definitiva, según encuesta de la Cámara de Comercio.

La oposición apuesta por incluir un plan de reapertura gradual, el cual pueda contrarrestar el devastador efecto que la emergencia actual ha tenido en la economía del país. Foto EDH / David Martínez

Por Jessica Guzmán

May 20, 2020- 14:20

La Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (Camarasal) informó este miércoles que al menos 467 empresas salvadoreñas ya reportan pérdidas por $64 millones desde que comenzó la cuarentena para evitar el contagio por COVID-19. Solo en la mediana empresa se han perdido al menos $14.8 millones.

Los datos fueron revelados en la presentación la tercera encuesta realizada por la gremial empresarial para conocer el impacto que están teniendo las empresas agremiadas, de las que la mayoría son micro, pequeñas y medianas empresas.

“Las pérdidas económicas que estiman las empresas que participaron en la encuesta suma un aproximado de $64 millones”, aseguró el presidente de la gremial, Jorge Hasbún, quien pidió al gobierno la apertura gradual con protocolos estrictos, pero urgió que se haga cuanto antes, ya que “el 90 % de las empresas encuestadas han tenido una caída en sus ventas del hasta el 50 %”.

Ya antes Hasbún había afirmado que, si se toma en cuenta cada semana se mueven $600 millones y el 90% de las empresas están cerradas, esto significa una paralización comercial de $100 millones diarios, lo que después de 60 días de cuarentena, se traduciría en más de $5,000 millones en pérdidas.

Otro de los datos revelados en la encuesta es que de prolongarse el periodo de emergencia, el 19% de empresas encuestadas reduciría operaciones y el 11% considera que se verá obligado a cerrar la empresa de forma definitiva y el 9%, a cerrar sucursales. El cierre ha puesto en riesgo más de 350,000 empleos.

Por su parte Federico Hernández, director ejecutivo de la Cámara de Comercio agregó que también hay desabastecimiento de productos, lo que puede afectar en alza de precios si se continúa con estas medidas de cierre.

Hasbún dijo que el sector privado está listo para un diálogo, si es que el gobierno muestra apertura para “tratar de resolver las diferencias que se tengan… hay que guardar en una cajita las emociones y ver por el país”, señaló.

Los más afectados

Esta tercera encuesta, al igual que las otras dos, revela que el sector más afectado por las medidas ante la pandemia es el sector servicios con $34 millones.

El sector servicios aglutina el gran rubro del turismo que integran bares, restaurantes, hoteles, comedores, ventas de artículos turísticos, artesanías, venta de mariscos, tour operadoras, guías turísticos, entre otros que han tenido que cerrar porque no hay actividad turística.

El turismo era una de las apuestas más grandes este año, pero con la presencia del COVID-19 el panorama cambia drásticamente.

Por el lado de las empresas encuestadas que se dedican al comercio la pérdida es de $19.5 millones y en la industria $10 millones.

“Hay sectores que se hubieran podido mantener abiertos con las medidas sanitarias severas; es decir que todos los sectores pueden trabajar, hay sectores que requieren protocolos más rígidos y otros más suaves. Por ejemplo, si el trabajo es en el campo y está solo, pues no necesitará una barrera de acrílico ni una mascarilla a diferencia en una área comercial, es muy importante ser técnicos en la toma de decisiones, porque hay 350,000 familias que se pueden quedar sin ingresos”, recalcó el presidente de la Cámara.

La encuesta también reveló que si la situación continúa de esta forma, un 10 % suspenderá personal y un 9 % reducirá personal.

¿Cuál es el plan?

Los ejecutivos de la Cámara de Comercio cuestionan que a estas alturas de la cuarentena el gobierno no ha presentado un plan efectivo para reabrir la economía gradualmente.

“No hay un plan de apertura autorizado y legal. Es que nosotros no estamos en contra de la cuarentena, debe haber una ley de cuarentena responsable y con balance”, enfatizó Hasbún.

Por parte de la gremial llaman a las empresas a participar en cursos gratis que se dan de forma virtual, para que los negocios y las empresas independientemente del tamaño que sean, se adapten, innoven y salgan adelante ante esta pandemia.

Hernández agregó que “el impacto se mantiene en el tiempo. Por ejemplo, una medida simplista como ‘voy a cerrar esta empresa porque produce churritos y no un bien esencial para esta crisis’, lo que no contempla es que al momento que esta empresa cierra pierde contratos que afectarán en su flujo de caja. El punto es que el impacto de los cierres de hoy se mantendrá por varios meses después que el virus haya desaparecido”, explicó.

Los representantes de la gremial piden al gobierno que genere un plan de reactivación económica bajo protocolos necesarios y que se apruebe cuanto antes, para comenzar su divulgación.

VEA TAMBIÉN: Asamblea aprueba la reapertura económica gradual en cuatro fases

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad